A.P. Moeller-Maersk forja esperanza en negocio de flete marítimo

El grupo danés A.P. Moeller-Maersk presentó sus previsiones anuales para este 2013 y anticipó que su negocio de transporte marítimo de contenedores traerá buenos resultados, gracias al incremento del comercio mundial, pero advirtió una disminución de sus ingresos en el área de exploración de petróleo.

El consorcio número uno a nivel internacional y referente en el flete marítimo, con el 14% de participación en la capacidad mundial de transporte de contenedores, dio a conocer que sus ganancias netas aumentaron 20% en 2012, a 4 mil millones de dólares, luego de haber decidido aumentar sus tarifas de flete.

Nils S. Andersen, director de A.P. Moeller-Maersk, afirmó en sus comentarios a los resultados anuales de 2012 que continúan impulsando la construcción de cuatro centrales estratégicas con mejores resultados de sus terminales, un alto nivel de exploración de petróleo en su negocio de Maersk Oil, contratos a largo plazo para cinco de los siete nuevos equipos de perforación del grupo y el incremento en sus ingresos de su filial Maersk-Line.

La presencia del grupo en los mercados en desarrollo se amplió aún más con la introducción del SamMax y el WafMax, buques de gran calado con presencia en África Occidental y Sudamérica, así como la inversión en nuevas terminales en Rusia y América Latina, incluida la TEC II en Lázaro Cárdenas.

Actualmente, Maersk-Line, la naviera número uno a nivel mundial, opera con 601 barcos, de los cuales 236 son propios y 365 son rentados, y tiene un pedimento de 26 naves más para mover un total de 2 millones 601 mil 559 TEUs (medida de contenedor de 20 pies) por todo el mundo.

En octubre pasado, la firma danesa anunciaba un incremento en sus inversiones en el negocio petrolero y de perforación para reducir su participación en la industria de transporte de contenedores, negocio en el que ahora enfoca sus esperanzas de crecimiento.