Insultante, inversión de Pemex en Galicia

El presidente de España, Mariano Rajoy, con el presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, en el Palacio de la Mocloa.

Con base en la ley de Petróleos Mexicanos (Pemex) y lo que establece el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), la decisión de la paraestatal de invertir en astilleros gallegos para construir embarcaciones en Galicia es insultante para los mexicanos y rompe con el Estado de derecho.

Alberto Montoya Martín del Campo, investigador y catedrático de la Universidad Iberoamericana (UI), señaló que los contratos firmados por Pemex con empresarios gallegos deben cancelarse e invertir en la industria naval mexicana para reindustrializar el sector e impulsar su crecimiento.

Es insultante para los mexicanos que la principal industria de la nación realice estas inversiones y contrate la construcción de hoteles flotantes, así como la posibilidad de ampliarla en la fabricación de otros navíos.

En entrevista con T21, el experto en el sector energético dijo que, si bien no existe en la reglamentación la imposición de realizar licitaciones para la adquisición internacional, en el último párrafo del TLC la reserva de explotación del sector energético es algo que prevalece y se mantiene, entre las que destaca compras de gobierno.

No es buena señal que Enrique Peña Nieto ratificara esta decisión de Pemex de manera directa con el actual presidente Calderón y que no fuera considerada por el propio Consejo de Administración de la petrolera y se adjudicara de manera directa”, detalló.

Es inconstitucional, agregó, que la Reforma Energética otorgue atribuciones al Consejo de Administración de Pemex para decidir y no realizar licitación sobre algo que es propiedad de la nación, “ahí claramente se rompe con el Estado de derecho y la Constitución”, puntualizó.