Afecta a exportadores mexicanos suspensión de ACE 55

Wallenius-Wilhelsem ve afectadas sus rutas a Argentina

El control de importaciones de autos, autopartes y otros productos, impuesto por Argentina a México y otros países, está afectando la logística del comercio exterior mexicano con el país del Cono Sur, al quedar puertos como Zárate, saturados por más de 17 mil autos que no han salido del puerto debido a las restricciones impositivas del gobierno de la presidenta, Cristina Fernández.

Roberto Michel, director general en México de la naviera Wallenius-Wilhelsem, informó que debido a la situación imperante en los puertos argentinos, los buques de su empresa que transportan autos, tuvieron que descargar en puertos brasileños como Santos y Porto Alegre, lo cual está generando también problemas de congestionamiento, y ahora Brasil ya no está permitiendo la descarga de autos con destino a Argentina.

Muchos clientes están esperando la liberación de los puertos allá en Argentina. Tenemos una lista larga de clientes a quienes les superurge enviar ya sus mercancías de exportación, pero no tenemos opción.

El gobierno argentino suspendió en días pasados el Acuerdo de Complementación Económica (ACE-55) que tenía firmado con México, arguyendo un creciente déficit comercial que le es desfavorable, principalmente por la alta importación de autos que tiene de manufactura mexicana.

El gobierno de Buenos Aires impuso el pago de un arancel del 35% a los autos mexicanos y es lo que ha impedido el desalojo de los puertos, ya que los importadores buscan negociar con la Aduana argentina la exención del impuesto, dado que con ese sobre costo difícilmente podrán comercializarse los autos.

“Los más afectados ahorita son las armadoras, dado que en las últimas dos semanas los autos fueron llevados a Brasil, después de que nuestros barcos estuvieron varados diez días esperando el desalojo de los puertos argentinos”, explicó Michel.

Ante esta situación se optó por desviar los embarques a los puertos brasileños, y ahora tendrán que pagar el almacenaje y el traslado a su destino final una vez que se resuelva el problema, o enviarlos a otros mercados.

Roberto Michel, dijo que su empresa ya canceló los tres viajes regulares al mes que tenía desde Veracruz a Argentina, compensándolo con los tráficos hacia países como Colombia que recientemente suscribió el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Desde México, Wallenius-Wilhelsem transportaba a Argentina vehículos de las marcas Honda, Volkswagen, y Nissan, entre otros, hechos en México.

La empresa, dijo el entrevistado, seguirá monitoreando la situación prevaleciente en Argentina para estar al pendiente en caso de que se pueda reestablecer el servicio si el caso se soluciona.

México ya impuso una controversia ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) en contra de Argentina por la cancelación de forma unilateral del ACE 55.