México, una opción para el nearshoring

La pandemia por COVID-19 y el conflicto que presentan Estados Unidos y China han evidenciado las vulnerabilidades de las cadenas de suministro, pero también han destacado las ventajas, que van desde aproximar producciones a los mercados de consumo, acortar tiempos (sobre todo en términos de zonas horarias), aumento de empleos, simplificar procesos logísticos y de transporte y hasta la reducción de costos.

El nearshoring, al ser una forma en la que una empresa transfiere parte de su producción a terceros y externaliza sus servicios al subcontratar países extranjeros, resulta ser la estrategia que permite que los negocios puedan producir cerca de su mercado, aumentando proximidad y rentabilidad.

Para Nuvocargo, México ha resaltado como una de las mejores opciones para esta práctica, por lo que destacó la importancia de considerar los siguientes puntos:

Aumento de precios en países asiáticos

El costo de enviar un contenedor de mercancías desde China y hacia la costa oeste de Estados Unidos ha incrementado un 361%, así como en términos de tiempo, el transporte marítimo de China a Estados Unidos tiene un tiempo de tránsito más largo, pues suele ser de 30 a 60 días, aproximadamente.

Estos puntos se deben visualizar como una oportunidad que México podría aprovechar teniendo en cuenta el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC o USMCA por sus siglas en inglés) y la cercanía que se tiene con Estados Unidos.

Relación comercial México-Estados Unidos

Hoy México es el primer socio comercial de Estados Unidos, y existen muchas razones para creer que esto va a persistir en el tiempo.

Con base al T-MEC, los aranceles a las exportaciones mexicanas al país vecino favorecen la producción del país en diversas industrias, así como en mejoras significativas tales como: nuevas normas de origen, disposiciones de acceso al mercado para automóviles, acceso al mercado agrícola, inversión y contratación pública, entre otros.

Industria manufacturera y logística experimentada

México cuenta con una industria manufacturera experimentada, con altos estándares de calidad y una mano de obra altamente calificada.

El costo de la mano de obra en México es más rentable que en China, pues, según un estudio realizado por The Boston Consulting Group (BCG), para la Secretaría de Economía, las empresas mexicanas pagan en promedio 372 dólares mensuales por la mano de obra, en tanto que en China se paga 379. 

Sin duda el país destaca en varios puntos respecto al rubro logístico, pues la cercanía cultural y geográfica ayuda a mejorar procesos de comunicación, además de la facilidad para envíos internacionales, la rapidez en entregas y la calidad.

Crecimiento e inversión económica en el país en empresas fintech y proptech

Latinoamérica ha estado ganando terreno como una de las zonas más atractivas para emprender e invertir en startups. En México, las inversiones que se realizaron por parte de Venture Capital, fueron de 3 mil 571 millones de dólares (mdd) en 159 transacciones, de acuerdo con datos de LAVCA, por lo que el país se posiciona por debajo de Brasil

Además, según datos de BID Lab, en el rubro logístico ha logrado más de 2 mil 500 mdd en valor para el ecosistema, una cifra que se espera que aumente rápidamente a medida que las inversiones en tecnología de la cadena de suministro global, las cuales han crecido un 2,500% en la última década, alcanzando más de 50 mil millones de dólares en 2020.

Las empresas de todo el mundo están buscando alternativas a China, y México es una opción natural. Con el flujo de inversiones y la creciente atención de todas las partes, hay una gran oportunidad para que los disruptores nativos digitales en este sector ayuden a impulsar un nuevo capítulo para la integración económica entre Estados Unidos y México. Si eso sucede, traerá enormes beneficios a millones de personas en ambos lados de la frontera y más allá.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

T21