Una cadena de suministro exitosa debe integrar agilidad, resiliencia y flexibilidad: Maersk

Los últimos dos años de pandemia han aumentado la importancia de que las empresas fortalezcan su cadena de suministro para que puedan seguir trabajando con flexibilidad y agilidad, ya que la congestión, los cierres de puertos y las interrupciones han causado demoras y cuellos de botella que se han sentido en todos los eslabones de la cadena de suministro.

El banco central de México ha estimado que hasta finales del año pasado la crisis de semiconductores en México pudo costarle el crecimiento del PIB local casi un punto porcentual en este año. Por lo pronto las dificultades en la cadena de suministro, las presiones en los precios y los mayores gastos operativos mantienen tensas a las grandes corporaciones mexicanas.

En el Foro de Gestión de la Cadena de Suministro 2022 de Maersk el tema principal que abordaron algunos expertos del sector fue cómo mantener los estantes abastecidos en tiempos difíciles.

Destacaron cómo se pueden fortalecer las cadenas de suministro al sumergirse en el potencial sin explotar de la logística integrada, reforzándolas cuando se enfrentan a interrupciones a corto y largo plazo.

Las cadenas de suministro son ecosistemas vivos

Antes de la pandemia, las empresas se enfocaban más en la optimización de costos, sin embargo, las necesidades de los operadores han cambiado a mantener una logística ágil y flexible, ya que con la COVID-19 han estresado las cadenas de suministro, lo que ha dejado ver que enfocarse únicamente es mejorar costos deja espacio a la vulnerabilidad.

En noviembre del año pasado empresas mexicanas expresaron su preocupación por las interrupciones por crisis en las cadenas de suministro y según la encuesta de HSBC “Navigator: el sentir de las empresas 2021”, el  54% de las empresas en México anticipaba una crisis en los procesos logísticos y uno de los desafíos para la economía mundial. 

Una cadena de suministro exitosa debe integrar agilidad, resiliencia y flexibilidad en cada eslabón, lo que garantiza que los resultados sean fructíferos.

La asociación es clave

Para Maersk, la asociación con Puma fue un punto clave para resolver los problemas en conjunto. Dicho esto, durante el foro Thomas Liske, director de Logística Global de Puma, señaló que a través de una comunicación constructiva, donde ambas partes pudieron definir lo que necesitaban para asegurar los mejores resultados de la relación, llegó el crecimiento.

Esto permitió que los activos se utilizaran al nivel óptimo, que las estructuras y los procesos se simplifiquen, una mayor visibilidad de los problemas logísticos y una comprensión clara de la situación en general.

Si bien la industria logística continúa avanzando con el mundo tecnológico, a través de aplicaciones, plataformas y productos, el componente más importante son los activos y las personas, que a su vez, junto con el control operativo de los activos y las soluciones digitales son quienes aseguran que las empresas puedan llenar sus “estanterías”.

Un futuro verde

Si bien el transporte marítimo es la forma más eficiente desde el punto de vista energético, también es responsable del 3% de las emisiones mundiales de CO2, por ello los expertos llegaron a la conclusión de que las empresas deben invertir y desarrollar soluciones sostenibles.

Maersk se comprometió a reducir 50% las emisiones de carbono en los productos oceánicos para el 2030, con un 25% de toda la carga transportada con combustible verde.

La compañía busca continuamente socios que puedan ayudar en la creación de fuentes de combustible ecológicas. El compromiso de Maersk es alcanzar cero emisiones de CO2 para 2050.

Siguientes pasos

Si bien nadie puede saber lo que depara el futuro, cuando se trata de desafíos disruptivos, como un desastre natural o una emergencia sanitaria, la preparación es clave.

Por ello, los expertos dedujeron que la mejor manera de sortear dificultades en la industria logística es hacerlo en conjunto, ya que al comprender y preparar todo para las interrupciones, a menor y mayor escala, pueden minimizarse los efectos en las cadenas de suministro.

La sostenibilidad seguirá siendo una preocupación creciente y una prioridad tanto para los consumidores como para los productores, pues es esencial para los jugadores de la cadena de suministro crear soluciones de manera proactiva y ofrecer a sus clientes alternativas para cada caso específico.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

Banner