Inteligencia logística evita emisión de gases

En los últimos años la industria logística, en especial la de última milla, ha tenido exponencial crecimiento, lo a su vez provoca también un mayor aumento en las emisiones de gases contaminantes, por lo que el problema de cómo reducir la huella de carbono del sector logístico ha cobrado mayor relevancia.

Se estima que esta industria es responsable del 24% de las emisiones generadas a nivel mundial por el uso de combustibles fósiles, posicionándose así el transporte de mercancías como uno de los sectores más conflictivos en relación con sus emisiones de CO2 de acuerdo con información del Banco Interamericano de Desarrollo.

El Informe de Sostenibilidad 2021, realizado por SimpliRoute, plataforma de inteligencia logística, sostiene que durante el año pasado se evitó el consumo de más de 33 millones de litros de combustible en todos los países donde opera esta empresa.

Además, se redujo en más de 56,000 las toneladas de CO2 emitidas al medio ambiente en la región, siendo México el país que presenta mayor disminución en la emisión de gases contaminantes, con 32,000 toneladas y se evitó el consumo de casi 20 millones de litros de combustible con esta estrategia.

“Las acciones que tomemos hoy para cuidar nuestro medio ambiente serán determinantes para nuestro futuro próximo. Debemos tomar conciencia y pensar en cómo podemos contribuir para generar un cambio y ayudar a mitigar los efectos del cambio climático”, dijo Álvaro Echeverría, CEO de SimpliRoute.

Con esto se puede deducir que, al implementar la inteligencia logística, los negocios pueden reducir en un 10% la flota vehicular circulando en la ciudad, así como bajar un 30% la cantidad de emisiones contaminantes, dado que con rutas más cortas y eficientes se consume menos cantidad de combustible.

Asimismo, es necesario entender cómo se comporta una ciudad para determinar qué horarios son mejores y evitar embotellamientos, además de tener en consideración la carga de los camiones, recomendando que los productos más pesados se entreguen primero ya que se reduce la cantidad de combustible necesario para la operación.

Ademas, la empresa estima que este año logrará hasta un 31% más de eficiencia en cuanto a los kilómetros recorridos en Latinoamérica con lo cual proyecta un ahorro de más de 44 millones de litros de combustible en la región, con lo que dejarían de emitirse más de 74,000 toneladas de CO2 al ambiente.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

Revista T21