Se incrementa la demanda de soluciones digitales en cadena de suministro

Las empresas en México actualmente enfrentan 2 tendencias que les obliga a contar con procesos mayormente automatizados y digitalizados.

Por un lado, el incremento de la demanda de productos y servicios por la vía electrónica ha generado importantes desafíos para las compañías “para encontrar soluciones que permitan tener su información bien estructurada, organizada y disponible, para poder interactuar en todo lo que es la cadena de suministro, de proveedores y clientes”, dijo a T21 Guillermo Oropeza, cofundador y director de innovación y desarrollo de negocios de DocSolutions.

A su vez, la relocalización de empresas (reshoring/nearshoring) a los polos de consumo, derivado de un reacomodo de las cadenas de suministro por las irrupciones que se han presentado en el flujo internacional de mercancías, obliga a muchas compañías locales a elevar el nivel de automatización de sus procesos para ganar contratos con aquellas firmas globales que en los próximos 5 años se instalen en el país derivado de esta tendencia global.

Esto es, “tener procesos lo más digitalizados y automatizados, actividades que estoy haciendo manualmente que puedo automatizar, hay que incorporar tecnologías para bajar costos, para ser más eficientes, interconexiones de información entre los sistemas de supply chain y de los ERP, cada vez más va a haber esa necesidad de integrarse, más necesidad de explotar la información, de ver no solamente el proceso como la transaccionalidad en sí, sino los datos que estos procesos generan y generar análisis predictivo, insights sobre la información que está fluyendo en tu proceso, para lo cual va a ser cada vez más necesario que todo lo operativo esté perfectamente interconectado y estructurado lo más eficiente posible”, dijo.

De acuerdo con el directivo, la pandemia por COVID-19 elevó la demanda de soluciones digitales y de automatización de las pequeñas y medianas empresas (pymes) a un 60% en el país, mientras que previo a la crisis sanitaria se encontraban en un nivel de 30 por ciento.

Así mismo, un importante impulsor de la digitalización y automatización son las empresas tractoras que fomentan este tipo de procesos en sus proveedores o clientes, de acuerdo con Oropeza.

Pero para desarrollar una mayor digitalización y automatización, las empresas necesitan montar capas de análisis de información, tableros, entender perfectamente lo que está pasando al interior y exterior de la organización, descubrir dónde hay riesgos, dónde hay oportunidades, dónde hay posibilidades de generar más valor, de vender cosas adicionales a los clientes, ya que existe mucha información que subyace en el proceso transaccional en sí y que no necesariamente se está explotando.

“Entonces, más allá de la fluidez y de la interconectividad y la digitalización, que son ya imperativos, que van a seguirse acelerando y se van a dar cada vez más por sentado que tiene que existir, la posibilidad de explotar la información y generar algoritmos de inteligencia artificial y machine learning para generar análisis predictivos, oportunidades, creo que eso será una tendencia que va a poder aprovechar muy bien el sector [empresarial], y sin duda empresas internacionales que vengan y pongan pie en México van a tener esas capacidades para poder mejorar la explotación de su información y tenemos que estar a la altura de estos desafíos y de incorporar y entrarle lo más rápido posible a estos retos y estas oportunidades de explotación de información”, dijo.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21