Marabis “blinda” sus parques industriales con estrategia colaborativa

Marabis cuenta con una estrategia singular en el tema de la seguridad que ofrece en sus parques industriales.

Este desarrollador aloja a 110 empresas nacionales y extranjeras en sus 3 inmuebles situados en el estado de Guanajuato, en el corazón del bajío, donde la industria automotriz global ha sido una de las protagonistas en el desarrollo económico de esta zona del país.

Precisamente, el 90% de sus inquilinos son proveedores automotrices Tier 1, e incluso el parque industrial Castro del Río aloja a la planta de transmisiones de la estadounidense Ford.

“Trabajamos 2 años muy fuerte en una introspección en la empresa para los 3 parques para conocer nuestras vulnerabilidades, tanto de manera física dentro de los parques como administrativamente, y de manejo corporativo en nuestra organización”, aseguró Vanessa Cordero, directora general de Desarrolladora Marabis, en entrevista con T21.

A inicios de este 2021, Marabis formó parte de la primera generación de desarrolladores de inmuebles en haber obtenido el certificado del Programa Parque Industrial Seguro que otorga la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP).

Te recomendamos: AMPIP “gradúa” a la primera generación de parques industriales seguros

Esta acción se logró bajo la guía de Ubicuity, liderada por Jorge Chávez, quien ha estado apoyando a estas empresas a redirigir sus esfuerzos en materia de seguridad bajo estándares más formales, incluso internacionales, e inversiones más inteligentes.

Este trabajo conjunto también significó la realización de estudios de riesgos patrimoniales, desde el punto de vista administrativo y físico, para generar estrategias nuevas y mejorar el ecosistema interno del parque.

“Obtener el reconocimiento comercialmente es importante, pero lo importante es que dé resultados el proceso con base al cual se está trabajando para evitar o controlar de mejor manera ciertas circunstancias de riesgo dentro de los parques”, aseguró.

Una de estas circunstancias es que sus parques se mantienen abiertos, es decir, al convivir con varias comunidades aledañas se tiene el mandato de no cerrar los accesos e incluso no se tiene levantada una cerca, ya que se privilegia la convivencia social.

Es por ello que Marabis ha entendido que no se puede dejar toda la responsabilidad a la autoridad policial, como ente privado necesita generar espacios en los que pueda coadyuvar con la seguridad de la zona y apoyar a mejorar la percepción de las personas que ahí trabajan.

Sus 3 parques ocupan una extensión de 900 hectáreas, tan sólo en Castro del Río confluyen más de 19,000 personas a laborar diariamente.

En este caso, “donamos una radio base al C4, que es el mando de control de Irapuato (…) nuestros inquilinos cuentan con un radio conectado a esta frecuencia, junto con nosotros y la policía, entonces cualquier circunstancia, emergencia, un choque, un incendio, por más pequeño que sea, hay una comunicación inmediata con la autoridad”, afirmó Cordero.

La empresa también ha donado camionetas para que se tenga la presencia de la policía en el parque con tránsito municipal y recientemente también realizó una donación de un terreno de 2,600 metros cuadrados en el que actualmente se construye una delegación de policía, y donde los bomberos que ya están dentro del parque van a trasladarse a instalaciones nuevas, se va a contar con más presencia de protección civil y más presencia de la policía local con más patrullas.

“De las 18 cámaras que tenemos en el parque, la señal de 10 se comparte con el C4, existen 2 cámaras específicas del C4 dando seguimiento y vigilancia remota también a las instalaciones del parque. Pero esto no es para el parque, esto no es para el desarrollador, esto es para las personas que laboramos dentro de este espacio industrial”, dijo.

El hecho de que Marabis tenga además sus certificados en la Norma mexicana (NMX) de parques industriales, el que brinde certeza a sus clientes desde la tenencia de la tierra, los permisos de uso de suelo, la robustez de infraestructura y una constante observancia de la seguridad a través de los procesos generados por el reconocimiento parque seguro, le genera un posicionamiento nacional e internacional para la atracción de nuevas empresas.

Actualmente, Castro del Río está creciendo en 250 hectáreas, mientras que en total en sus 3 parques industriales suman 350 hectáreas disponibles.

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21