Logística exprés ¿a qué costo?

El dilema “verde” en materia logística ha tomado mayor relevancia en la actualidad con la creciente exigencia de los consumidores digitales de obtener sus productos en el menor tiempo posible, llámese mismo día o siguiente día.

La tendencia en el mercado está clara y la pandemia ha venido a acelerar este nuevo episodio en el que el comercio electrónico (e-commerce) es el protagonista. Tan sólo en 2020 esta actividad creció 81% a tasa anual, para sumar 316,000 millones de pesos o 9% del total de las ventas del retail, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

En su Reporte de KPI’s de logística publicado en diciembre de 2020, la misma AMVO refiere que las opciones de envío más ofrecidas por las empresas son: 73% entrega en 48-72 horas, 53% día siguiente, 32% entregas en tiendas propias, 28% mismo día, 24% entregas con día programado, 21% entregas en fin de semana, 18% pago contra entrega y 10% entrega con día y hora programado.

“Las empresas están respondiendo a lo que pide el mercado”, aseguró Juan Carlos Aderman, vicepresidente de Transporte para México y América Latina de DHL Supply Chain, durante su participación en el Retail Day 2021, organizado por Deloitte y GS1 México.

Es decir, ante la urgencia por entregar los paquetes adquiridos por la vía digital las empresas están “sacrificando” temas de sustentabilidad en la llamada última milla logística y los consumidores están pagando ese “extra” por la prontitud en los envíos.

Sin embargo, se ha buscado “combatir” esta tendencia con otras acciones logísticas encaminadas a desarrollar sistemas de entregas más sustentables.

Estafeta, en su caso, ha emitido un reporte de sustentabilidad desde 2014, en el que refiere los planes y objetivos anuales, así como una serie de resultados. Pero Ingo Babrikowski, director general de la compañía, indicó que en México hace falta desarrollar una mayor conciencia encaminada a estos esfuerzos colectivos.

“Hay que empezar a medir, comunicar, cambiar la cultura y hacer un uso responsable de los recursos que tenemos”, aseguró.

La empresa que lidera se ha adherido al pacto mundial de Naciones Unidas en torno al tema de sustentabilidad, además de alinear sus inversiones con estrategias “verdes”, como la renovación constante de sus unidades (al día de hoy tienen un promedio de edad menor a 5 años), donde se incluye a sus vehículos pesados que cumplen con la normativa en temas de emisiones de gases contaminantes.

Así mismo, la optimización logística a través de la tecnología encaminada a la eficiencia de las rutas y una mejora en el uso de los espacios en sus unidades, le permiten reducir los kilómetros recorridos y, por ende, disminuir sus emisiones.

Además, Estafeta se encuentra realizando pruebas con entregas en bicicletas para la última milla, así como el uso de unidades eléctricas.

Uno de sus últimos esfuerzos se ha centrado en la medición exacta de la huella contaminante de un solo paquete, con el objetivo de evidenciar que la prontitud de la entrega no está relacionada con la tendencia "verde" y, a partir de ello, recompensar a los clientes que sí estén alineados con la sustentabilidad.

“El tema de sustentabilidad está en la agenda logística. Las empresas de logística hacen mucho trabajo de eficiencia, no solo para ellas sino para hacer más rentables a los negocios”, aseguró David Martínez, director general de #SoyLogístico Asociación.

En el caso de DHL Supply Chain, esta compañía global ha fijado que para el año 2050 todas sus operaciones sean cero emisiones. En su esfuerzo, ha iniciado con la modificación de las unidades que utiliza para los repartos, para tener una mejor distribución de la carga a su interior, así como el uso de analíticos con los que mejora las rutas, desde la recolección de los insumos y hasta la entrega de los productos finales.

“La búsqueda constante e implementación de tecnologías y sistemas para reducir la huella [de carbono] es uno de los principales retos (…) todo lo que son los kilómetros, la capacidad de los camiones, en la parte primaria y secundaria, maximizarlos, y todas las eficiencias en los almacenes, es el proceso de mejora continua que nos enfrentamos todos los días”, aseguró por su parte David Gallardo, director de logística primaria de Heineken México.

Esta compañía cervecera se encuentra en un proceso de adquisición de unidades eléctricas de reparto para contribuir con el esfuerzo "verde" .

Sin embargo, los ejecutivos logísticos coincidieron en que toda inversión en temas de sustentabilidad debe estar alineada a un retorno, aunque no inmediato, pero sí que “haga sentido de negocio”.

Así mismo, toda estrategia sustentable debe venir acompañada de temas colaborativos, es decir, que los esfuerzos sean colectivos desde las empresas productoras, los operadores logísticos y los consumidores.

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21