Implementación del complemento carta porte será compleja

LA PAZ, B.C.S.- La implementación del complemento carta porte para los diferentes modos de transporte en el país que será obligatoria a partir del 1 de diciembre próximo será compleja y es una “rudeza innecesaria” por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT), ya que quien no la exhiba será considerado como contrabandista.

Refugio Muñoz, vicepresidente ejecutivo de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), precisó que el SAT presentó una propuesta dentro del Paquete Económico 2022 en la que busca agregar 2 fracciones en el Código Fiscal de la Federación, en donde establece que el transporte de cualquier tipo y medio que no cuente con el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) y su complemento carta porte será considerado como presunto contrabando.

“La regla (2.7.1.9) fue aprobada (el martes) en lo general por la Cámara de Diputados, y todo parece indicar que será aprobada en los mismos términos en los que fue enviada por el Ejecutivo, y eso es un foco de alerta por que si esto pasa todos seremos presuntamente contrabandistas hasta que no demostremos lo contrario”, dijo.

Además, comentó que también se debe de expedir dicho documento aun cuando el contenedor se encuentre vacío, con el objetivo de acreditar la legal posesión del mismo.

“Una regla aparentemente insignificante depende de que en este país se pare o no el transporte. Lo que ellos están haciendo sobre todo a través de la propuesta del código fiscal es incrementar el riesgo en la prestación de los servicios porque ahora tenemos que cuidarnos de hacer bien las cosas o todos seremos contrabandistas”, expresó.

Precisó que será a partir del 1 de diciembre cuando comience el periodo de prueba tras finalizar la prórroga que dio el SAT, durante este tiempo será obligatoria la emisión del documento, sin embargo, si se registran errores no “habrá ninguna consecuencia”.

No obstante, consideró que se está en riesgo de parar toda la economía, además el gobierno también es usuario del transporte, tan solo Petróleos Mexicanos (Pemex) no está preparado para que esta regla funcione, “se está poniendo en riesgo el abasto de los aeropuertos, de todo”.

Jorge Silva, gerente general de Celtic Intermodal (IMC), comentó que si bien el fin de esta regulación es recaudatorio tiene efectos colaterales, ya que por un lado ayudará a tener mayor formalidad al sector, conocer el movimiento de mercancías, entre otros, también se tendrá acceso a información sensible que pudiera caer en “manos equivocadas”.

“Qué pasa si el delincuente ve que el contenedor trae un millón de pesos en licor, les estamos entregando toda la información del embarque. La delincuencia se va adaptando a las nuevas realidades eso es un hecho y van a encontrar la forma de cometer algo. Hay lagunas, no sabemos bien a bien cómo se va a transmitir la información”, expuso.

En el panel Sobre política pública e intermodal en México del XXII Congreso Intermodal organizado por la Asociación Mexicana de Transporte Intermodal (AMTI), Iker de Luisa Plazas, director general de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), coincidió que la implementación del complemento carta porte será un proceso complejo.

“Al facturar al inicio un flete no tenemos toda la información, va hacer variable, modificable. Coincidimos en esa complejidad operativa de iniciar algo cuando no sabes exactamente todas las actividades, tarifas que van a estar relacionadas con esa factura y ya que timbras modificarla tiene su complejidad”, dijo.

Precisó que la industria cuenta con sistemas de tecnologías de información “robustos”, pero no exentos de retos.

En este sentido, Luis Hernández, vicepresidente de logística intermodal de FEC Railway y Grupo México Transportes, consideró que la industria no está preparada para la implementación del complemento carta porte.

De igual manera, Iker de Luisa Plazas consideró que hay un vacío de políticas públicas en materia intermodal frente a otros proyectos que se llevan a cabo en el país como el Ferrocarril de Istmo de Tehuantepec, además también falta investigación en donde el Instituto Mexicano de Transporte (IMT) tendría un gran campo de acción.

“La flota de intermodales es más o menos de 3,000 contenedores de 53 pies en el país contra 40,000 fulles. El gran reto que tenemos del nearshoring, las disputas entre Estados Unidos y China, hay todo un interés industrial por regresar manufactura a América del Norte, ¿estamos haciendo algo?, ¿hay una política multimodal que se asocie con parques industriales con oportunidad de traer más carga a México? Hasta donde sé no la tenemos”, dijo.

Comenta y síguenos en Twitter: @evandeltoro / Enviada / @GrupoT21