FedEx premia a la economía circular y regeneración de ecosistemas

Foto: Tomada de la página web de Rayito de Luna

Todo comenzó hace 10 años. Omar y Jimena, fundadores de Rayito de Luna, decidieron cambiar su estilo de vida y hábitos de consumo para ser más saludables y responsables con el medioambiente.

En su investigación inicial sobre los productos que adquirían para su día a día se dieron cuenta de los problemas que existen alrededor de la industria del cuidado personal e higiene.

“70% del agua que se utiliza se desperdicia, utilizan aceites minerales que son un derivado de petróleo que no tienen beneficio de salud, sino para hacer un costo de producción más bajo. Otros de los problemas son los envases desechables, en 2019 se tiraron más de 600 millones de botellas al mar”, explicó Omar Landa, cofundador y director comercial de Rayito de Luna.

Esta empresa mexicana fue reconocida en la víspera con el primer lugar del Premio Nacional FedEx Crece Tu PyME 2021, con el que obtuvo 400,000 pesos para continuar impulsando su modelo de negocio sustentable.

Este modelo de negocio está basado en la economía circular y la regeneración de ecosistemas, es decir, son fabricantes de productos como cremas, champús, jabones, ceras para cabellos, bálsamos para labios, aceites para cuerpos, entre otros, 100% naturales y elaborados de manera sustentable y en empaques retornables.

“Fuimos a la búsqueda de los ingredientes más puros, no solo que fueran naturales, sino que supiéramos cuál era su origen, que fueran realmente vegetales y de la calidad que queríamos para hacer algo diferente y mucho mejor”, aseguró.

En su búsqueda fueron construyendo un contacto directo con pequeños productores, con los que pudieron verificar cuáles eran sus procesos y obtener así las mejores materias primas. Además, sus productos son elaborados a mano en procesos artesanales en estaciones de trabajo de manera sustentable, con ahorro de energía y sin ninguna maquinaria automatizada.

Todos sus envases son de vidrio ámbar de grado farmacéutico que llevan un decorado cerámico sin etiquetas para volverlos retornables, es decir, los clientes pueden llevarlos una vez usados a los puntos de venta, Rayito de Luna los recolecta para lavarlos, esterilizarlos y rellenarlos, y así generar una economía circular.

El vidrio utilizado les permite proteger al producto de manera natural, sin añadir conservadores sintéticos. Otra parte muy importante de su proceso es que utilizan agua de recuperación pluvial, esta es destilada y aprovechada al 100% en sus procesos sin ningún desperdicio.

“Una de las partes más importantes y de lo que estamos más orgullosos de nuestro trabajo es de los pequeños productores del campo, familias de productores organizadas en cooperativas independientes con quienes obtenemos los ingredientes que utilizamos para fabricar estos productos. Verificamos que sus procesos sean agroecológicos, que no usen pesticidas o agroquímicos, que sean amables con el medio ambiente y, en muchos casos, que estén recuperando y regenerando tierras que fueron dañadas por ganadería intensiva. Así obtenemos las mejores materias primas y nos relacionamos en prácticas de comercio justo, beneficiándonos ambos de esta relación”, dijo.

Por parte de FedEx Express, Isaac Clowson, director de marketing y operaciones retail en la división Latinoamérica, recordó que esta es la sexta edición del premio y la segunda consecutiva en la que extienden apoyos desde el primero hasta el décimo lugar.

“FedEx creó el premio con la intención de premiar económicamente a aquellas pequeñas y medianas empresas que están haciendo grandes innovaciones, que están teniendo impactos positivos en el medio ambiente, también en la cultura en los lugares donde trabajan y viven”, afirmó.

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21