Automatización en tiempos de COVID-19, un tema de supervivencia

Te presentamos la edición 50 de Diálogos Empresariales de Logística, esta vez con el tema Automatización y robótica revolucionan la logística.

Cuatro especialistas. Cuatro visiones distintas desde sus campos de acción específicos se reunieron para debatir sobre el proceso de automatización y robotización que se presenta actualmente en México, justo en un momento en que la industria ha sido “golpeada” por los efectos del COVID-19 y en el que se han instalado cambios importantes en el comportamiento del consumo.

El resultado, primeramente, es un acortamiento en la brecha que el país tenía con Estados Unidos, Canadá o Europa en la implementación de procesos automatizados y más si se habla de una actividad como el comercio electrónico (e-commerce), que presionó a múltiples empresas y sectores a adentrarse en este canal digital para mantener “vivas” las ventas.

Sin embargo, las empresas que atendieron el llamado del e-commerce tuvieron que enfrentar un consumo más acelerado e incluso más exigente.

“Haciendo un pequeño breviario con lo que es el e-commerce donde las órdenes son sumamente atomizadas de una variedad de ítems unitarios y a veces agregándole valor, por ejemplo, pides un producto y pides que te llegue ya empacado para regalo para efectos de dárselo a la persona que se lo quieres dar. Eso agrega muchas maniobras que se tienen que hacer en el centro de distribución que te llevan mano de obra. [Además] la velocidad es crítica porque el pedido lo ganan las tiendas que tengan la capacidad de entregar tu producto quizás en el día o ya hay promesas durante las siguientes 4 u 8 horas”, de acuerdo con Karolina Pulido, CEO de G.I.Eicom.

La ejecutiva, presente en el programa número 50 de Diálogos Empresariales de Logística, de Grupo T21, y que llevó por título Automatización y robótica revolucionan la logística, agregó que lo anterior también genera solicitudes de logística inversa, lo que suma una mayor complejidad para las empresas y, por ende, obliga a contar con tecnologías mucho más automatizadas.

Así mismo, para Pulido existen 3 drivers que impulsarían la decisión de una empresa para incorporar tecnología de automatización: el volumen de productos a operar, la precisión y el grado de control sobre los pedidos.

En su participación, Mercedes Rodríguez, especialista en desarrollo de negocios en Dematic México, aconsejó que las empresas que buscan ingresar a sus actividades procesos de automatización primero se pregunten porqué, cuál es su verdadero motivo, qué se requiere ¿más eficiencia, mayor efectividad o productividad?, ¿quieren tener menos mano de obra?, ¿quieren entregar más rápido?, ¿su consumo y sus canales cambiaron?

“Incluso antes de eso es bien importante que analicemos nosotros mismos nuestros procesos operativos, el definir qué tan eficientes están, es decir, si nosotros automatizamos una ineficiencia lo único que vamos a lograr es que sean más ineficientes los procesos”, alertó.

Tras realizar estos primeros ejercicios y haber obtenido las respuestas entonces una empresa podría estar preparada para saber qué grado de automatización instalará en sus actividades.

Un elemento muy importante para Rodríguez es la permeabilidad con la que se trabaje esta decisión de automatizar al interior de la empresa e involucrar a toda la organización para crear un cambio cultural. “Si no, difícilmente la automatización va a ser exitosa”, dijo.

Por otra parte, el sentido del negocio es también una guía importante en el proceso de transformación hacia la automatización, de acuerdo con Andrés Birlain, CEO de Rivus.

“Entonces diría que haciendo un ejercicio primeramente fino del impacto que tenemos hacia nuestro negocio, podemos encontrar que el color y el abanico de oportunidades desde la trinchera de automatización y de innovación es muy extensa y tendremos que adecuarnos a algo que es muy crítico que es el valor de comunicación proveedor-cliente”, aseguró.

Para Carlos Arochi, director de infraestructura de redes de Panduit, la tecnología es un tema de supervivencia para las empresas, ya que al no realizar las debidas adopciones se tiende al estancamiento.

“Con la pandemia, todo lo que es transformación digital se aceleró de manera dramática, porque si no estabas en ese nivel tecnológico no podías ni siquiera salir al mercado, no podías operar remotamente, no podías satisfacer los requerimientos de tus clientes”, dijo.

Arochi contextualizó con algunos datos que la industria está creciendo 8% anual gracias a la transformación tecnológica, y que hoy en día 6 de cada 10 empresas en México ya iniciaron un proceso de transformación digital.

“La tecnología va a seguir creciendo, no es algo que tengas que invertir cada 3 años y duplicar y cambiar toda tu infraestructura, sino tienes que tener una columna vertebral muy sólida y sobre eso montar los procesos, cambiar cómo piensa la gente, la ideología de la gente es muy importante en el tema de transformación digital, cambiar cómo se comunica el área de tecnología de información (TI) con el área operacional donde llevas tus procesos”, aconsejó.

Estos y otros temas alrededor de la automatización y robotización fueron comentados en el programa de Diálogos Empresariales de Logística, el cual te invitamos a revisar de manera completa en el video.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21