Hot Sale reconfigura cultura empresarial: Dostavista

Tras finalizar la campaña comercial del Hot Sale 2021 (23 al 31 de mayo) se puede observar que en México la cultura empresarial ha experimentado un cambio importante en la forma de abordar la actividad del comercio electrónico (e-commerce), de acuerdo con Iñaqui de la Peña, director general de Dostavista.

Esta empresa tecnológica, enfocada a los servicios de última milla para la entrega exprés de productos adquiridos por la vía digital, experimentó un crecimiento de hasta 130% en sus actividades durante el Hot Sale, de la mano de una amplia variedad de clientes.

“Definitivamente hay una nueva cultura de las empresas en general para poner atención al Hot Sale, hay una planeación previa, hay un sentarse con tu proveedor de logística y decir ´oye necesito esto´, ´nosotros vamos a hacer todo esto´, ´los planes son estos´, ´tenemos un estimado de venta del 40 y tantos por ciento más que una semana regular´, ´los días de especial promoción son tales´”, dijo De la Peña en entrevista con T21.

Esta compañía de origen ruso, que inició operaciones en México en 2017, mantiene un listado actual de 90,000 colaboradores registrados en su plataforma, que siendo dueños de sus vehículos (automóviles ligeros, motocicletas o bicicletas) apoyan en las entregas de los paquetes a clientes con frecuencias irregulares, como el vendedor que abrió su tienda en Instagram o Facebook, y hasta grandes empresas que realizan hasta 500 envíos al mes.

En semanas regulares, sin ninguna campaña comercial de por medio, Dostavista trabaja con 6,000 clientes, la mitad de ellos son grandes empresas ya establecidas en el e-commerce.

El crecimiento que ha experimentado el comercio electrónico en México, de hasta 81% en 2020 vs. 2019, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), ha mostrado esta profesionalización y cambios al interior de las empresas.

“Definitivamente en términos generales de e-commerce hay un cambio, los equipos son mucho más grandes que antes (…) incluso en muchas compañías la gente de e-commerce era el patito feo de la familia, los que casi no venden y cuestan mucho, y que todo cambió cuando fue la gente de e-commerce la que empezó a pagar las nóminas de toda la compañía cuando nadie podía hacer nada [durante la pandemia]”, dijo Iñaqui de la Peña.

Dostavista, que hasta antes de 2020 sus actividades se centraban en envíos de paquetes espontáneos o bajo demanda, compite en un mercado de la última milla que también se ha especializado a grandes pasos.

Una de las principales características de la empresa es la tecnología construida alrededor del ruteo, misma que encuentra las mejores opciones gracias a la posibilidad de pronosticar la demanda de los clientes, con base en su data histórica y que permite colocar mensajeros en el lugar y hora indicados.

“Trabajamos con algoritmos, Inteligencia artificial, para análisis de data”, aseguró.

Iñaqui de la Pena calcula que en Ciudad de México se realizan unas 120,000 entregas diarias en todo el ecosistema de empresas de delivery (sin contar a los envíos de comida exprés); de este universo las empresas que utilizan tecnología, como Dostavista, apenas poseen un tercio de ese mercado.

Además de la capital mexicana, Dostavista tiene operaciones en Guadalajara y, a través de una ronda de inversión que están próximos a cerrar, esperan ampliarse a otras ciudades del país hacia el tercer o cuarto trimestre de este mismo año.

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21