El reto de la digitalización de la última milla

Te presentamos una nueva edición de Diálogos Empresariales de Logística, esta vez con el tema La digitalización de la Última Milla

La aparición de nuevos actores involucrados en la última milla ha fortalecido al sector logístico encargado de las entregas de paquetes en este tramo de la cadena, sin embargo, la gran oleada de compras electrónicas que se ha presentado desde el año pasado con la crisis sanitaria -y los confinamientos sociales- ha puesto en marcha una verdadera carrera hacia la digitalización de los servicios que estas empresas ofrecen a sus clientes.

El mercado mexicano ha sido punta de lanza en esta tendencia. El crecimiento de su comercio electrónico (e-commerce) fue más que exponencial en 2020 (+81% vs. 2019, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online), aunque el país venía presentando alzas de 30% en promedio en los últimos años en esta actividad.

“La última milla juega un rol fundamental en un entorno donde los hábitos de las personas cambiaron radicalmente”, de acuerdo con Santiago Pineda, CEO de Mensajeros Urbanos, presente en el programa de Diálogos Empresariales de Logística, de Grupo T21, que tuvo como tema central La digitalización de la Última Milla.

Las distintas plataformas digitales que se han construido para el servicio de esta última milla, quizás la más costosa para muchas empresas en la operación de su actividad logística del e-commerce, precisamente buscan aminorar los costos a través del uso de la tecnología, pero a la vez ha servido para ofrecer una cara distinta a las nuevas exigencias de los consumidores digitales, en la búsqueda por optimizar la calidad y los tiempos de las entregas.

En estos puntos finos se observa la especialidad de cada uno de estos actores. “Queremos atacar la falta de atención al cliente”, aseguró Marco Serrato, CEO de MyShipper, una firma tecnológica de recién aparición que ha construido su propuesta de valor a través de la personalización de su servicio.

En el caso de Ashish Punj, CEO de Pikkop, la oportunidad la ha encontrado desde la primera milla, es decir, desde la recolección de los paquetes, micro-almacenamiento, empaque, embalaje y búsqueda de la mejor opción entre las empresas tradicionales de envíos de mensajería y paquetería.

“Las empresas entienden que su tiempo es más útil si se enfocan en crear ofertas, crear clientes, networking, no imprimir guías o armar cajas o encontrar una paquetería”, dijo.

Por su parte, Oscar Victorin, cofundador y CEO de SkydropX, aseguró que a través de estos últimos años su empresa ha detectado los “dolores” de sus clientes en esta última milla. Por eso mismo la compañía que dirige ha creado una serie de servicios tecnológicos capaces de centralizar toda la logística de los diferentes proveedores en un solo dashboard (cuadro de mando).

“No sólo es más demanda, sino más demanda más especializada con clientes o usuarios mucho más educados, se vuelve muy complejo”, dijo.

Previo al gran impulso del e-commerce en México a raíz de la crisis sanitaria, la llegada de grandes marketplaces como Mercado Libre y Amazon al país marcó tendencia en este mercado, donde las compañías de la última milla se han tenido que adaptar, de acuerdo con Ilan Epelbaum, director general de MBE.

MBE ha estado presente en el mercado mexicano durante dos décadas, pero estos últimos años ha tenido que revolucionar su modelo de negocio y ya no solo ser un intermediario entre los usuarios y las empresas de mensajería y paquetería, sino convertirse en un brazo logístico más dinámico en donde sus unidades físicas han tenido que migrar hacia el microfulfillment e incluso incorporar vehículos para extender el servicio de recolección o entrega.

Otros actores como Lalamove, también de recién aterrizaje en México, pero con amplia presencia y experiencia en regiones como Asia, han tenido que adelantar los servicios digitales que planeaban incorporar de manera paulatina en este mercado. “Lanzamos operaciones a inicio de la pandemia, tuvimos que acelerar muchos proyectos para empresas que repensaron sus estrategias de ventas”, dijo Christophe Milhères, country manager.

Pero cada uno de estos nuevos actores aún encuentran más oportunidades en este mercado de la última milla que no deja de evolucionar hacia el terreno digital. Santiago Pineda, de Mensajeros Urbanos, observa en la tendencia de las dark stores un resquicio para apuntalar sus servicios digitales, con el objetivo de contar con una mayor cercanía con el consumidor final y ofrecer una experiencia más atractiva.

Te invitamos a revisar estas y otras tendencias que se presentarán en el mercado de la mano de estos actores de la última milla en el video del programa de Diálogos Empresariales de Logística.

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21