Ally-Shoring surge como nueva estrategia para enlazar a México y EU

La US-Mexico Foundation (USMF) ha detonado recientemente una campaña para promover el concepto de Ally-Shoring, una nueva estrategia narrativa y de implementación comercial con la que pretende motivar que Estados Unidos trabaje únicamente con aliados ideológicos en su intento por reconfigurar las cadenas de suministro.

Esta campaña vio la luz a inicios de la semana pasada con la publicación del documento The Case and Path of Development for Ally-Shoring: México, de los economistas estadounidenses Elaine Dezenski y John Austin, quienes desarrollaron el concepto y que ha sido adoptado por la fundación como un emblema para sus objetivos.

“Se sumaron Prologis, 3M y Arca Continental, quienes lideran el grupo de inversión de CEO Dialogue, mecanismo que tenemos entre México y Estados Unidos, entre el CCE y la US Chamber of Commerce. Dijeron ´vamos adelante con el concepto de Ally-Shoring, vamos a definirlo, vamos a ver cuáles son todos los beneficios que México le trae a Estados Unidos en cuanto a su estrategia de relocalizar estas cadenas de suministro y vamos a salir a vender estos beneficios al gobierno de Estados Unidos para establecer estrategias´”, dijo Enrique Perret, director general de la fundación.

El exdirector para Norteamérica de ProMéxico, la extinta agencia de promoción del país en el extranjero, explicó en el primer foro virtual de la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP) que este documento se ha estado presentando ante funcionarios del gobierno mexicano y estadounidense, y buscará ampliarlo al ámbito empresarial de ambos países.

También lee: Prevén “ola” de inversiones chinas en el norte de México

La propuesta de este grupo empresarial reunido en la USMF se presenta en momentos en que las cadenas de suministro entre Estados Unidos y China se han visto afectadas por las complicaciones generadas por la pandemia por COVID-19, pero también por la “guerra comercial” que han sostenido ambos países en los últimos años, aunque Perret sostuvo que más bien se trata de una “guerra tecnológica, en temas como telecom, fintech, sector automotriz, aeroespacial, pharma, biotech, semiconductores, entre otros”.

Así mismo, el concepto de Ally-Shoring llega a 8 meses de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), con el que se pretendió reforzar las cadenas de proveeduría regionales al exigir un mayor contenido local en varias industrias, como la automotriz, por lo que de manera incipiente varias empresas asiáticas, en particular chinas, o incluso las norteamericanas que se instalaron hace unas décadas en el gigante asiático, han comenzado a migrar a esta parte del mundo, ambos efectos conocidos como nearshoring y reshoring.

“Somos un componente más para llegar al mercado norteamericano, no nos tenemos que enfrentar nosotros (México con China) como sí lo está haciendo Estados Unidos”, dijo Perret.

El exfuncionario advirtió que una estrategia es aprovechar los cambios que se han presentado en la Corporación Financiera Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos (DFC por sus siglas en inglés), ya que hace 2 años el Senado de aquel país permitió que esta oficina gubernamental realice inversiones de capital en empresas extranjeras, sin que tengan que contar con socios estadounidenses.

“Hay que acercarnos ahí, encontrar contactos o relaciones entre AMPIP y DFC para encontrar proyectos específicos dentro de sus parques o sus propios parques que necesitan capital para echar a andar. En dónde vemos oportunidades si queremos potenciar en esta relación: en el agro, automotriz, aeroespacial, semiconductores, en el emprendedurismo en temas como e-commerce, distribución o cloud”, dijo.

Así mismo, Perret apuntó que empresas como Ikea y Amazon se han acercado a la USMF para buscar la manera de desarrollar potenciales proveedores mexicanos, una oportunidad que se potenciaría con el apoyo de agencias gubernamentales.

El director general de la US-Mexico Foundation observa un panorama positivo en la relación México-Estados Unidos con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, al mostrar señales claras de acercamientos institucionales, una situación que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador deberá aprovechar no sólo en el ámbito comercial, sino en otros temas como el migratorio que anualmente aporta entradas de divisas al país superiores a la llegada de inversión extranjera directa.

Puedes consultar el documento de la US-Mexico Foundation en este link

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21

DEL - 8 de marzo - 21