CHEP buscará liderar cadenas de suministro regenerativas

Con un árbol de pino se pueden fabricar hasta 20 pallets. Por cada árbol utilizado en este proceso, la australiana Brambles, controladora de CHEP, prevé plantar 2 más como parte de sus nuevos objetivos sustentables rumbo al 2025.

La compañía presentó recientemente su estrategia “Planeta positivo, Empresa positiva, Comunidades positivas”, con la que busca actuar mejor y generar más efectos positivos, en lugar de intentar ser “menos dañinos” y sólo reducir los impactos negativos.

CHEP cuenta con aproximadamente 330 millones de pallets, cajas y contenedores distribuidos en una red de más de 750 centros de servicio, opera en más de 60 países (12 de ellos en América Latina) y concentra sus transacciones más importantes en Norteamérica y Europa Occidental.

Tan sólo en México maneja 18 millones de pallets de los 31 millones que tiene en activo en América Latina.

Entre sus principales objetivos dentro del nuevo proyecto sustentable de Planeta positivo se encuentran conseguir que todas sus operaciones sean neutras en carbono, con 100% de la electricidad procedente de fuentes renovables.

Así mismo, convertir los plásticos de un solo uso en productos de larga duración y ciclo cerrado, con 30% de material reciclado o suprarreciclado en cada nuevo producto de plástico para 2025 y 100% para 2030; además de alcanzar el objetivo “cero residuos”, tanto en los materiales de los productos como en el resto, y optimizar el consumo de agua en sus plantas.

“Para nosotros, el concepto de regenerativo implica restablecer, reabastecer y crear más valor o capital para la sociedad y el medio ambiente del que las empresas consumen. La empresa ha asumido su parte de responsabilidad en torno a esta ambiciosa meta, razón por la que también queremos responder al capital natural y social de nuestros programas de 2025 y confirmar nuestros progresos hacia una actitud regenerativa”, aseguró Juan José Freijo, director global de Sustentabilidad de Brambles.

Durante años, esta compañía ha implementado un modelo de economía circular de “compartir y reutilizar” o pooling, enfocado a las cadenas de suministro de las industrias dedicadas al consumo, principalmente, y con una visión sustentable.

La penetración que ha tenido el pallet en las industrias del consumo ha colocado a CHEP prácticamente codo a codo a lo largo de la cadena de suministro de las empresas.

En una entrevista publicada por T21 en abril de 2020 a Jorge Montaño, country manager & supply chain de CHEP Latinoamérica, explica en sus propias palabras el modelo del pooling.

Te recomendamos: La "revolución inteligente" del pallet

“Este pallet llega directamente a las instalaciones de nuestro cliente, le pone producto, se va a la siguiente etapa que es un centro de distribución, pensemos en cualquier jugador del retail, donde harán la separación de los productos. Llegan cajas con champú, hacen la separación del pallet, es decir, separan todas estas cajas y hacen un esquema de picking, lo suben en un pallet y va directamente a la tienda; de la tienda, una vez que ya se hizo la parte de reabastecimiento en anaquel y liberan este activo, pasamos a buscar este pallet y vuelve directamente a nuestra planta”, donde de presentar algún desperfecto es reparado y vuelto a reinsertar en alguna otra cadena, describió.

Así mismo, los objetivos Empresa positiva precisamente se centran en acelerar la transición hacia una economía circular mediante la expansión del modelo pionero de “compartir y reutilizar” de la compañía para que llegue a más clientes y más cadenas de suministro.

Estos consisten en utilizar soluciones circulares para aumentar los efectos medioambientales en las cadenas de suministro de sus clientes, así como potenciar las iniciativas Bosque positivo para compensar los impactos de los residuos.

Además, ampliar el programa exclusivo de Colaboración positiva a todas las regiones y duplicar los acuerdos de colaboración de clientes; optimizar y desarrollar de manera conjunta el papel de líder en materia de herramientas de medición de economía circular y, alcanzar una mayor diversidad en el trabajo con una representación de al menos 40 % de mujeres en los puestos directivos, duplicando el número de empleadas en las plantas y situando a la empresa en el 20% de mejores lugares para trabajar.

Los objetivos de Comunidades positivas aspiran a aumentar las repercusiones positivas en las comunidades donde trabaja la compañía. Entre otras medidas, se contempla facilitar alimentos a 10 millones de personas en todo el mundo gracias a la experiencia de la empresa en logística y los programas de dotación de equipos, para así abordar los problemas interconectados del desperdicio de alimentos y la ayuda alimentaria.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de enero en este link.
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx