¿Y la seguridad logística de las vacunas?

El viernes pasado una camioneta de la compañía alemana DHL Express salió de las instalaciones de la aduana del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, escoltada en todo momento por varias unidades motrices y personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), como parte del simulacro del transporte de la vacuna contra el coronavirus.

La camioneta partió a las 8 de la mañana y dos horas después llegó a las instalaciones del Batallón 81, al interior del Heroico Colegio Militar (alcaldía de Tlalpan), donde se realizará la primera fase de la aplicación de la vacuna al personal de salud.

La compañía de mensajería, paquetería y servicios logísticos apoyará en los traslados de la vacuna de Pfizer, una mercancía que se sabe tiene que mantener en todo momento una temperatura de ultracongelación para su correcta aplicación final y bajo una estricta vigilancia.

Pero además de cuidar en todo momento la temperatura de la vacuna, su traslado también se tendrá que preservar de los “amantes de lo ajeno”, dado el importante crecimiento que ha tenido el robo al sector farmacéutico en México en el último año.

También lee: El desafío logístico de la vacuna contra el COVID-19

Apenas en la víspera, datos del SensiGuard Supply Chain Intelligence Center (SCIC - Sensitech) revelaron que el robo al sector farmacéutico representó el 5% del total de siniestros que tuvieron lugar en el tercer trimestre de 2020 en el país, siendo que en el mismo periodo del año pasado este sector se mostraba al interior de la categoría de “otros” en el mismo reporte (como dinero en tránsito, hogar y jardín, combustible) y que juntos representan el 6 por ciento.

“Lo que va a pasar es que, obviamente, todos los embarques que se hagan para distribuir las vacunas o, en general, todos los medicamentos que se utilizan para esto, se está pidiendo que haya medidas de seguridad adicionales”, dijo Octavio Careaga, director regional para América Latina de THB, compañía reaseguradora, en entrevista con T21.

En este caso, las medidas van desde acompañamiento de carros escoltas y sistemas de geolocalización en tiempo real, principalmente.

El directivo de THB prevé que las compañías farmacéuticas querrán cubrir en la contratación de seguros, no sólo la mercancía contra robos, sino su traslado mismo en la vigilancia del sistema de refrigeración, para que si existe algún daño se pueda pagar.

“Va a ser un tema bien complicado de cómo evaluarlo y qué medidas le vas a exigir al transportista para que garantice que está usando el equipo adecuado, porque de otra forma simplemente no les van a dar seguro para eso”, dijo Careaga.

En este sentido, Camilo Orbegozo, director de estrategia de éxito del cliente de Llamasoft, mencionó también en entrevista con T21 que “lo retador será hacerlo en gran magnitud al mismo tiempo y hacerlo justamente para estas zonas rurales o alejadas de las ciudades en donde las condiciones no son las mejores”.

En la mayoría de los países, mencionó, están preparados para recibir en 2 o 3 ciudades principales una buena cantidad de vacunas y hacer una distribución local, pero llegar a zonas más alejadas finalmente se va a tener que hacer con una mayor planeación, organización y tiempo para obtener los resultados requeridos, es decir, la inmunización de al menos el 70% de la población para disminuir el número de contagios por el COVID-19.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de diciembre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx