Vientos a favor y en contra para los parques industriales en México

La intensidad del “huracán” llamado COVID-19 se ha presentado en distintas categorías para los desarrolladores de parques industriales en México.

Los mayores vientos en contra lo han padecido de la mano de la amplia caída de sectores como el hotelero, restaurantero, turístico, tiendas departamentales, de la moda y del vestido, entre otros, y que aún padecen los estragos de los cierres de sus establecimientos físicos o el temor de las personas al contagio.

“Estamos empezando a vivir estas etapas de recesión económica que nos guste o no nos guste va a tener un impacto en nuestros clientes y en nuestro negocio”, dijo Héctor Ibarzábal, director general de Prologis en México, uno de los mayores desarrolladores en el mundo, durante la tercera reunión virtual de los socios de la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP).

A la par de esta situación, en estos meses en que el virus ha repercutido en diversos sectores productivos ha provocado un aletargamiento en la definición de nuevos proyectos inmobiliarios.

“Vemos un proceso de ralentización y de cautela por parte de estos clientes [del sector industrial] a tomar decisiones, sobre todo en los proyectos nuevos”, dijo por su parte, Salomón Noble, director general de Intermex Parques Industriales, un desarrollador con mayor presencia en el bajío y norte del país.

Ibarzábal fue más allá y aseguró que México ha perdido puntos importantes en la percepción internacional desde el inicio del actual Gobierno federal, comandado por Andrés Manuel López Obrador, debido al constate cambio de reglas (o la falta de certeza jurídica), por ejemplo, en el mercado energético, así como la falta de estímulos para la adquisición de energías limpias; sin dejar de resaltar el tema de la inseguridad.

“Esto ha hecho, en forma natural, que haya un descenso de la inversión extranjera en nuestro país, la inversión de largo plazo, la inversión de la infraestructura”, aseguró.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, la Inversión Extranjera Directa (IED) que México captó en el primer semestre de este año sumó 17,969.3 millones de dólares, monto apenas 0.7% por arriba de lo registrado en el mismo periodo de 2019, pero destaca que el 53.5% se originó por concepto de reinversión de utilidades, 29.6% por cuentas entre compañías y sólo 16.9% en nuevas inversiones.

También lee: IED en transporte y logística en México alcanza máximo histórico

Además, a mediados de junio de este año la firma de consultoría global, Kearney, dio a conocer que México dejó de pertenecer a la selecta lista de los 25 países más confiables para la atracción de IED, precisamente por políticas públicas poco predecibles en cuanto a factores de regulación y gobernanza, entre otros temas.

Vientos a favor

El panorama no es del todo negativo para estos desarrolladores de parques industriales y hasta en algunos casos prometedor. Para O´Donnell el mercado inmobiliario enfocado al sector logístico ha mostrado signos de recuperación, particularmente en la zona conurbada a Ciudad de México, donde tiene una mayor presencia, pero recientemente ha apostado por desarrollos en el propio territorio capitalino.

“Podría decir que Amazon rento 50 mil metros cuadrados aquí en Ciudad de México y en el último bimestre; y también DHL tomó un espacio importante en esta zona”, aseguró David O´Donnell, fundador, presidente y director ejecutivo de O´Donnell.

Para Fibra Macquarie, un fideicomiso de inversión en bienes raíces con un portafolio de inmuebles diversificado en 234 propiedades industriales y 17 propiedades comerciales, el “huracán” COVID-19 ha cedido.

Te recomendamos: La metamorfosis logística

“Regresamos a la normalidad, con sus asegunes, después de tener una buena parte de nuestros más de 280 clientes que de alguna manera cerraron y se vieron impactados”, dijo Juan Monroy, ceo de la fibra.

Incluso aseguró que las solicitudes de apoyos de renta “ya no existen, todos los apoyos que dimos, que en su mayoría fueron diferimientos de renta, ya están siendo repagados de acuerdo a lo acordado”.

El ejecutivo observa tres elementos que dotarán de fortaleza a largo plazo a los desarrolladores de parques industriales: el llamado reshoring o nearshoring (relocalización de plantas de manufactura), la resiliencia de las cadenas de suministro y el comercio electrónico (e-commerce).

Pero el tema en particular de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), desde el 1 de julio pasado, dotó de mayor certidumbre para los pocos inversionistas que han buscado en México desarrollar cadenas de suministro más regionales.

“Actualmente ya estamos trabajando y no menos de tres proyectos con clientes globales y con clientes nuevos, donde ellos están buscando precisamente este cambio de estrategia. Ellos han comprendido con los efectos que tuvo el COVID al principio en China [que] no pueden darse el lujo de centralizar su operación, y este fenómeno se da tanto en Asia como aquí en América”, dijo Héctor Ibarzábal, también expresidente de AMPIP.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Pero este incipiente ánimo asiático por venir a México no será en “desbandada”, aseguró Salomón Noble, de Intermex Parques Industriales, ya que no es un tema fácil relocalizar a un proveedor y modificar toda una cadena de suministro o dejar de atender al gran mercado chino; así mismo, aunque transitorio, se tiene que pensar que actualmente existe un problema de liquidez en las empresas.

Precisamente este último punto también tendrá efectos sobre los desarrolladores de parques industriales, quienes tendrán que actuar con cautela en la planeación de nuevos proyectos, en medio de un mercado de deuda restringido.

Comenta y síguenos en Twitter: @EDuarteT21 / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de septiembre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx