CDMX reporta menor demanda de inmuebles industriales

El mercado inmobiliario industrial de la Zona Metropolitana de Ciudad de México (ZMCM) ha resentido ampliamente los efectos de la crisis sanitaria.

En los últimos meses se ha documentado una disminución en los montos de demanda de espacios, mermando la velocidad de absorción que mostró durante los primeros meses posteriores a las medidas sanitarias tomadas para contrarrestar la propagación de la pandemia.

Durante los meses de julio y agosto de 2020 esta ZMCM reportó una demanda bruta de poco más de 83 mil m2 en espacios clase A y clase B, lo que representó una caída del 51%, al compararse con la suma de la demanda de los mismos meses del 2019, de acuerdo con la plataforma de información inmobiliaria Solili.

Así mismo, de enero-agosto 2020 la demanda bruta industrial de la zona sumó casi 445 mil m2, una disminución del 28% comparado con el mismo periodo del 2019, año en el cual la cifra que alcanzó fue superior a 610 mil m2. En términos absolutos, la demanda ha sido inferior en 170 mil m2, de acuerdo con Solili.

“Tales disminuciones apuntan a una contracción en la demanda de la industria manufacturera y algunas de empresas dedicadas a la comercialización de bienes de consumo duraderos y semiduraderos que mantenían su logística en la ciudad”, según el reporte de la plataforma.

“En contraparte, las grandes cadenas minoristas, de comercio electrónico, empaque, embalajes y logísticas han mantenido su ritmo de demanda. Al ser la ZMCM el centro logístico más importante del país ha permitido que el desarrollo industrial continúe, incluso que nuevas zonas se desarrollen a través de la creciente demanda de empresas que buscan colocarse en la denominada última milla”, apuntó.

Solili recordó que la tendencia que venía tomando relevancia previo a la pandemia y que está la aceleró fue la de empresas principalmente del comercio electrónico y logísticas que demandan espacio industrial más cercanos al centro de la ciudad.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Ante este hecho los desarrolladores industriales con presencia en la ZMCM han buscado la manera de atender este tipo de demanda, la cual consiste en establecerse en espacios más cercanos al centro de la ciudad y del consumidor final, con la finalidad de ahorrar tiempo y costos de traslado.

“Tal cuestión ha permitido que algunas zonas industriales tradicionales de la ciudad, como es el caso de Vallejo, Naucalpan, Iztapalapa, entre otras, se encuentren en el interés de los desarrolladores los cuales buscan espacio para invertir y edificar nuevos proyectos en estas zonas que satisfagan la demanda, por lo que en el futuro próximo estaremos viendo el resurgir de estos corredores con naves clase A”, dijo.

Por otro lado, los corredores del norte de la ZMCM se mantienen como los preferidos de los clientes que demandan espacio industrial en la ciudad, especialmente para quienes buscan naves de dimensiones superiores a los 10 mil m2 y de clase A, como es el caso de la zona denominada como CTT (Cuautitlán, Tultitlán y Tepotzotlán) la cual aglomera en lo que va de este trimestre poco más del 50% de la demanda total de la ciudad.

Así mismo, el corredor de Toluca empieza a resurgir, concentrado altos volúmenes de construcción y un interés creciente de empresas nacionales y extranjeras por establecerse en esa zona, ya que cuenta con infraestructura, conectividad, oferta de mano de obra y servicios que pudieran competir con los de Ciudad de México pero a un precio ligeramente inferior a la de los principales corredores de la capital.

Además, en lo que va del 2020, la desocupación industrial ha tenido un incremento de casi el 30%, esto si se compara con el mismo periodo del 2019.

De enero a agosto de 2020 la desocupación sumó 216 mil m2, derivado del ajuste que han hecho algunas empresas que ocupaban grandes edificios industriales y que ante el escenario actual se han visto obligadas a disminuir el espacio arrendado.

Se tiene identificado, de acuerdo con Solili, un número menor de empresas que han optado por desocupar naves de clase A para mudarse a naves clase B, que resultan más económicas, y de empresas que abandonaron este mercado. Los altos volúmenes de desocupación que el mercado ha reportado durante el periodo de la pandemia ha provocado que el indicador de demanda neta muestre números cercanos a cero y que en algunos corredores de la ciudad sean negativos.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de septiembre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx