Sueño exportador en renovación

José Blas Ruiz Pesina fundó su empresa Esencias, fórmulas y estabilizantes de San Luis Potosí hace más de 30 años. La vainilla es uno de los principales insumos que ocupa en la elaboración de poco más de 500 productos que ofrece en el mercado mexicano, principalmente en el Bajío. A inicios de este siglo realizaba algunas exportaciones a Estados Unidos, pero con el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 las reglas en aquel país se endurecieron y perdió el interés.

El empresario ha construido y consolidado su negocio con la demanda que ha atendido en tres décadas, aunque no descarta volver a tocar la puerta del vecino país del norte. “Sí es buen mercado. No es difícil [colocar productos], el extracto de vainilla es muy solicitado allá”, comenta en entrevista.

José Blas afirma que en la actualidad sus productos no serían rechazados por las autoridades estadounidenses, pero reconoce que no posee la capacidad técnica para enviarlos al extranjero, al no contar con un área en su empresa que cumpla con los trámites que exige el comercio internacional. Pero en temas de transportación de la mercancía o contactos empresariales -él les llama brokers- que le apoyen a colocarla, se dice confiado en poder concretarlo, apoyado en la red de empresarios a la que pertenece, Puros Potosinos, donde recibe asesorías.

Empresarios dueños de pequeñas y medianas empresas (Pymes) como él deciden a diario no participar en el ámbito internacional por múltiples barreras que se presentan en el camino. En México sólo 5% de las Pymes tienen actividades de exportación, de un universo de 312,285 que se encuentran en el país, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Enaproce) 2018, del Inegi, revela que un 34.8% de ellas no participa en cadenas globales de valor debido a que no cuentan con información sobre cómo hacerlo, mientras que 19.1% considera que no es necesario, y a un 15.5% no le interesa participar.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Además de las afectaciones económicas que desató el nuevo coronavirus en el mundo, el Censo Económico 2019 del Inegi muestra que las Pymes mexicanas tienen que enfrentar otros problemas locales como inseguridad pública; altos gastos en pago de servicios (luz, agua, telefonía); impuestos elevados; exceso de trámites gubernamentales para operar; altos costos de materias primas, insumos o mercancías comercializadas, así como competencia desleal.

Esta historia pertenece a la edición de agosto de 2020 de la revista T21. Te invitamos a continuar leyéndola en la versión electrónica en el siguiente enlace (páginas 36 a 39).

Comenta y síguenos en Twitter: @EDuarteT21 / @GrupoT21

  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx