Onest Logistics, calibrando la operación por el e-commerce

Onest Logistics, operador logístico (3PL) mexicano, tiene entre sus clientes a grandes empresas de la industria textil que en los últimos meses han requerido, como nunca antes en su historia, de servicios enfocados a la última milla para el comercio electrónico (e-commerce).

De manejar, por ejemplo, 300 entregas mensuales para la cadena de tiendas departamentales de Suburbia previo a la crisis sanitaria, estas se incrementaron exponencialmente hasta alcanzar entre 3,000 y 4,000 mil al mes, justo en el periodo de mayor confinamiento social que se experimentó en México (abril, mayo y parte de junio) como método para evitar mayores contagios del nuevo coronavirus.

“En el Hot Sale (últimas dos semanas de mayo) llegamos a 5,000 por día. Sephora y Zara se fueron igual. Traíamos al mes 15 mil pedidos, hoy surtimos cerca de 50 mil”, aseguró Rubén Imán, director general de Onest Logistics, en entrevista con T21.

Aunque reconoció que todo el sector logístico involucrado en el e-commerce sufrió un colapso en su capacidad para dar la correcta atención, Onest Logistics preparó su estrategia desde inicios de febrero, cuando el virus comenzó a tocar la puerta de más países en el mundo.

También lee: Touchless logistics, el futuro que nos alcanzó

Fue cuando observaron una caída en la actividad de algunos clientes, al ser considerados como no esenciales y obligados a parar operaciones, pero, contrariamente, algunos otros (como alimentos procesados y productos para el cuidado de la salud e higiene personal) despuntaron ampliamente al encontrar en el e-commerce una válvula de escape comercial.

Entonces hubo un reacomodo interno entre los 3,300 colaboradores con los que cuenta. Mandaron a sus casas a 120 personas que tienen en su grupo de inclusión, más otros considerados como vulnerables (con enfermedades como diabetes, hipertensión o incluso con obesidad). Pero también hubo que sumar poco más de 200 personas para el reto logístico que ya había iniciado.

“Nuestro plan fue tomarlos en cuenta como parte de un plan mayor para hacerlos responsables de su propia seguridad y salud”, aseguró.

A la par de estos movimientos en su personal, cada área de la empresa fue alineada a una estrategia mayor para buscar reducir los costos operativos entre un 25 y 28%, “con eso arrancamos abril y mayo, para tener unos márgenes operativos donde pudiéramos invertir”, dijo Imán.

En este sentido, una parte de esas inversiones ha tomado rumbo hacia el desarrollo de herramientas predictivas para la planeación de la demanda de sus clientes, de la mano de tecnologías como el Bid Data y Data Analytics.

“Los que aguantemos bien este año, vamos a terminar siendo empresas que van a tener un futuro muy importante”, aseguró.

Comenta y síguenos en Twitter: @EDuarteT21 / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de julio en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx