La “revolución inteligente” del pallet

Los orígenes del pallet se pueden rastrear en la milicia, como otras herramientas físicas utilizadas en actividades logísticas. CHEP lo introdujo al mercado comercial tras la Segunda Guerra Mundial, cuando en 1949 el gobierno australiano puso a la venta esta empresa, nacida durante los años del conflicto bélico para administrar de manera eficiente los suministros de defensa de los Aliados.

Commonwealth Handling Equipment Pool -o CHEP- finalmente fue adquirida en 1958 por Brambles, su actual controladora, también de origen australiano fundada en 1875, que ha implementado en el mercado su modelo de economía circular de “compartir y reutilizar”, enfocado a las cadenas de suministro de las industrias dedicadas al consumo, principalmente, y con una visión sustentable.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

Jorge Montaño, Country Manager & Supply Chain de CHEP Latinoamérica, describe en entrevista con T21 la “revolución inteligente” que se ha presentado en los últimos años con el uso del pallet en las actividades productivas de las empresas, al hacer uso de nuevas herramientas tecnológicas para la recolección de datos y que les permiten fungir como un termómetro de la economía mundial. La compañía tiene presencia en 60 países, 12 de ellos en América Latina.

“Somos la columna vertebral invisible de la cadena de suministro”, asegura Montaño y destaca que el esquema circular de CHEP o pooling ha apoyado a las empresas que atienden a reducir costos, tiempos, desperdicios y hacer más eficientes sus cadenas de suministro al estandarizar los mercados en temas como el fill rate (desempeño en las entregas de mercancías de un proveedor).

Su propia cadena es sustentable. Comienza en…

Si deseas continuar leyendo esta historia te invitamos a revisar la versión electrónica de la revista T21 en la edición de abril de 2020. Sólo da clic aquí.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21

  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx