Caos, la estrategia logística de Mercado Libre

A diferencia de la operación que sucede en la mayoría de los centros de distribución (cedis), aquí reina el caos.

Los 100 mil metros cuadrados (m2) de este cedis -que apenas lleva tres meses en funcionamiento- lo convierten en el más grande de toda la red logística latinoamericana de Mercado Libre, una de las principales plataformas de compras electrónicas (marketplaces).

La compañía de origen argentino decidió instalar su almacén fulfillment en este municipio del Estado de México, Tepotzotlán, ubicado en el principal corredor industrial y logístico conurbado a Ciudad de México, el mayor polo de consumo y en momentos en que el comercio electrónico crece rápidamente en las principales zonas urbanas del país. 

Este es el segundo cedis con el que cuenta Mercado Libre en México, el primero lo instaló en Cuautitlán Izcalli en 2018, con 30 mil m2 de espacio para sus operaciones. En ambas infraestructuras emplea a unas dos mil 800 personas, mil 400 de ellas las ha contratado en los últimos tres meses.

Aunque altos directivos de la empresa no ofrecieron datos precisos sobre el número de productos o paquetes que ahí se manejan, son miles de ellos los que se reciben diariamente, se organizan “caóticamente” y, posteriormente, cuando son comercializados en su plataforma electrónica se alistan para su empaque y entrega.

“Tenemos, siempre, el producto almacenado y listo para despacho; por lo tanto no solamente surtimos rápido sino que lo tenemos en nuestras manos y así aseguramos que el cliente va a recibir su producto en óptimas condiciones”, dijo a T21 Javier Dolcet, Director de Operaciones de Mercado Envíos, entrevistado tras una visita al cedis de Tepotzotlán que Mercado Libre ofreció a medios de comunicación.

El directivo hizo referencia a que los clientes que deciden utilizar su plataforma electrónica -90% de ellos son pequeñas y medianas empresas- envían sus productos con anticipación y Mercado Libre se encarga de almacenarlos para contar con inventario suficiente en el momento que reciben la orden de compra. Esto les permite agilizar hasta en un 40% los tiempos de preparación y envío para la entrega final.

Cabe destacar que la “vida” de los productos en este cedis transcurre desde un proceso de inspección, una distribución caótica en los miles de módulos donde los concentra como inventario, su pickeo, empaque y finalmente su envió.

“Cuanto más se esparcen (los productos en el almacén) más posibilidades hay de que la siguiente búsqueda (del recolector) sea más rápida por la variabilidad y por las rutas de pickeo (internas). Nuestra forma de organizar es caótica”, dijo Dolcet.

El propio Director de Operaciones de Mercado Envíos, un negocio de Mercado Libre creado en 2013, recalcó que lo que está detrás de todo ese caos es su warehouse management system (WMS o sistema de gestión de almacenes), hecho en casa, que da orden y sentido a todo lo que está sucediendo al interior del almacén. “Es el cerebro del negocio”, dijo.

Así mismo, Mercado Libre cuenta con socios logísticos terceros para la entrega de los productos a los consumidores finales, tales como DHL, FedEx Express, Estafeta y 99 minutos, entre otros. Su promesa de entrega es de un plazo de 24 horas.

También lee: Amazon echa a andar su corazón logístico en México

Resalta que el otro gigante del comercio electrónico comparte el vecindario con Mercado Libre en México. Se trata de Amazon, su gran competidor y quien también cuenta con otros 100 mil m2 de almacén en el mismo complejo industrial de Prologis, Park Grande.

Más almacenes a la vista

Dolcet adelantó que luego de que su mayor cedis alcance su máxima capacidad de uso -que podría ser para el tercer trimestre del próximo año- y sumando el crecimiento acelerado que tiene el comercio electrónico en el país, podrían ampliar su infraestructura logística con otro almacén, ya sea en Ciudad de México, así como en otras ciudades de alta densidad poblacional.

Hasta el momento, Mercado Libre ha invertido unos 275 millones de dólares en sus centros de distribución, instalados estratégicamente para acelerar las entregas hacia los clientes finales. “Es una obsesión la entrega al cliente”, aseguró.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21