ATIO identifica oportunidades en midstream por controles volumétricos

Las nuevas disposiciones de controles volumétricos de hidrocarburos y petrolíferos, que entraría en vigor en 2020, considerará a quienes fabriquen, produzcan, procesen, transporten, almacenen, incluyendo almacenamiento para usos propios, distribuyan o enajenen estos productos.

Así como en 2004 se implementó el proceso de controles volumétricos para las estaciones de servicio, a fin de controlar la cantidad de petrolíferos que se proveen a las gasolineras, al tiempo de tener mayor identificación sobre los litros despachados, ahora se sumará el resto de la cadena de valor, comentó Pablo Gualdi, Director General de ATIO Group.

Con 25 años en el mercado, ATIO se ha enfocado en el desarrollo de tecnología para la automatización y control del suministro del combustible.

“Transporte, almacenamiento, distribución (actividades del midstream) y el retail, en todos los casos el driver es el cumplimiento de la normatividad en cuanto a los controles volumétricos”, describió Gualdi.

Con base en lo expuesto por el directivo, al tener los mismos lineamientos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), se pueden tener diferentes proveedores en cada uno de los eslabones, para poder ofrecer los datos correctos sobre el control volumétrico.

“Es una oportunidad de mercado, ampliando los segmentos que atendemos como marinas, minas, autoconsumos, entre otros, a lo que ahora se suma el transporte y la distribución”, agregó Gualdi.

Uno de los cambios que tiene la nueva disposición de control volumétrico es que lo deben cumplir: “Personas físicas o morales que almacenen petrolíferos para usos propios al amparo de un permiso de la Comisión Reguladora de Energía, siempre que consuman un volumen mayor o igual a 75 mi 714 litros (20 mil galones) mensuales de petrolíferos al año; o que almacenen gas natural para usos propios en instalaciones fijas para la recepción del mismo para autoconsumo”.

Por lo anterior, en ATIO ya están identificando las oportunidades que se puedan dar en este segmento de las empresas de autoconsumo.

Una de las ventajas que puede aprovechar ATIO en las nuevas condiciones del mercado, son los requisitos que se han impuesto a los proveedores de estos servicios, “entre ellos está el contar con un capital social de 10 millones de pesos, una fianza también por 10 millones de pesos, capacidad técnica y comprobar la experiencia del personal y permitir pruebas de confiabilidad”, describió Gualdi.

Desde 1997, ATIO desarrolló su producto ControlGAS®, una solución de tecnología nacional para optimizar el funcionamiento de las estaciones de servicio, a través de la automatización de los procesos operativos y administrativos y comenzó su instalación y distribución; aplicación por la cual ahora se realiza los controles volumétricos.

Comenta y síguenos: @GrupoT21 / @DidierRT