ANIQ aborda la economía circular en beneficio ambiental

La Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) y su Comisión de la Industria del Plástico Responsabilidad y Desarrollo Sustentable (CIPRES) se reunió con sus asociados y autoridades para conocer más acerca de la economía circular y lo que algunos de sus integrantes ya están haciendo en esta materia.

Lo anterior, considerando que la humanidad genera 123 millones de toneladas de residuos, cifra que para 2050 se espera aumente en un 70%, por lo que es fundamental comenzar a actuar, de acuerdo con José María Bermúdez Presidente de la ANIQ.

Puedes leer: Bulkmatic, en buen riel con combustibles; prepara reestructura

“Debemos adquirir un compromiso no solo con las diferentes etapas en las que participamos: cómo fabricamos, movemos nuestros materiales y productos, sino el cómo disponemos de ellos, qué se hace con ellos al final del ciclo de vida de estos materiales tan valiosos”, señaló Bermúdez.

Así, destaca que es fundamental que se comience a dejar atrás la economía lineal para la producción de productos de plástico, es decir, producir, utilizarlos y desecharlos y ahora sea una economía circular que consiste en reducir el número de empaques, remanufacturar, reutilización del empaque de tu producto, reciclaje para volver a convertirlo en el producto que fue concebido, y como preservas ese valor en la cadena de suministro del plástico.

“Está satanizado el plástico, tenemos el problema de la contaminación por plásticos, pero cómo transformamos eso en una oportunidad, y es ahí donde con nuevos modelos de negocio nos incorporamos a la economía circular”, agregó Mariana Albarrán Flores, Gerente de Relaciones Institucionales y Sustentabilidad de Braskem Idesa.

Al respecto, Iván Trillo, Sustentability Marketing Manager de Dow, añadió que en este tema no hay necesidad de competir entre empresas, al contrario “todos buscamos el mismo objetivo”, por lo que consideró importante trabajar en sinergia empresas, asociaciones y autoridades para lograr este fin común, en el cual las empresas se irán sumando conforme a sus recursos y necesidades.

En tanto, Jorge Acosta, Gerente Regional de Sustentabilidad de Unilever, acotó que también es necesario que las marcas acerquen a sus consumidores al tema de la economía circular, engancharlos para que no teman de consumir productos que vengan en envases reciclados.

Con esto, la ANIQ busca que sus asociados logren objetivos en un corto mediano y largo plazo. En el corto, estimado para 2020, el objetivo es que el 100% de los socios identifiquen y evalúen las acciones a implementar para el logro de la meta global del Programa Cero Pellets, promovido por la Operation Clean Swep, cuyo objetivo es apoyar a cada segmento de la industria, incluidos productores de resinas, transportistas, operadores logísticos y trasformadores que forman parte de la cadena productiva, a replicar e implementar un modelo de buenas prácticas al interior de sus empresas, con el objetivo de minimizar el desperdicio de pellets y con ello contribuir a la preservación de los ecosistemas marinos.

También puedes recordar: Así es el movimiento de exportación de Braskem Idesa

En el mediano plazo, el objetivo para 2030 es que el 100% de los embalajes y empaques plásticos utilizados en la distribución de los productos de los socios de la ANIQ deben ser reciclables o recuperables.

Mientras que para 2040, la meta es que el 100% de los embalajes y empaques de plástico utilizados en el ciclo de vida de los productos de los socios de la ANIQ sean reciclados o recuperados.

Comenta y síguenos en Twitter: @Irale1427 / @GrupoT21