Netshoes, crecimiento cimentado en sociedades logísticas

A casi un año de haber pasado a manos mexicanas, Netshoes busca una mayor consolidación en el mercado del comercio electrónico (e-commerce) local, impulsado por un modelo logístico basado en el acompañamiento de socios estratégicos.

Esta firma de origen brasileño, nacida en el año 2000 y con operaciones en México desde 2011, fue adquirida en octubre de 2018 por Corporación HRC, dedicada a la distribución e instalación de sistemas prefabricados de paneles de yeso, plafones acústicos y alfombras modulares. Es presidida por Héctor Robledo Cervantes.

Su centro de distribución, localizado en el municipio de Tultitlán, Estado de México, y coordinado operativamente por su socio Onest Logistics, le permite tener un contacto cercano con Ciudad de México y su zona metropolitana, al ser el principal punto de consumo para el e-commerce en el país.

También lee: Larrabezua Grupo Empresarial, en ampliación logística

Sin embargo, la relación que ha construido con empresas de transporte, para la entrega de última milla o viajes más largos al interior de la república, ha sido clave en el crecimiento de la compañía.

“Con el volumen que manejamos nos volvemos un negocio interesante para las transportadoras. La idea de tener distintas transportadoras está en el tema de eficiencias en la distribución y experiencias”, dijo Gisela Mendoza, Gerente de Operaciones de Netshoes, en una visita guiada para la prensa especializada.

Netshoes es una empresa enfocada en la venta de artículos deportivos de más de 60 marcas nacionales o extranjeras. Su centro de distribución de cuatro mil metros cuadrados, con una capacidad para 12 mil ubicaciones, es controlado por su propio WMS (sistema de administración de almacén) y está relacionado con un ERP (planificación de producción y distribución), herramientas tecnológicas con los que controla la planeación de la demanda de los productos puestos a la venta en su plataforma digital.

“El crecimiento que tengamos a dos o tres años marcará la diferencia, los sistemas que tenemos están capacitados para adaptar automatizaciones”, dijo Jossué Agatón, Coordinador de Logística de la empresa, al ser cuestionado por la introducción de mayores tecnologías en el centro de distribución, donde la mayoría de las operaciones con sus empleados en piso (pick and pack) son una conjugación entre manual y tecnológica, con el uso de hand held.

En su búsqueda de crecimiento ha adaptado políticas enfocadas al servicio al cliente, como su call center, logística inversa gratuita y pagos flexibles que van desde tarjetas bancarias, tiendas de conveniencia o pagos contra entrega.

“Vender por Internet hace ocho años era un acto de fe (…) pero sí hemos ganado terreno en los últimos años. La competencia es mucha y ha ayudado que muchas empresas de renombre se suban al e-commerce porque genera más confianza”, dijo Mendoza.

Te recomendamos leer: Centros de distribución de última generación

Aunque el modelo de negocio de Netshoes está basado en todo lo que gira alrededor del comercio electrónico, Héctor Robledo tiene planeado abrir tiendas físicas para atender el concepto de la experiencia del consumidor, a la vez de fomentar la presencia de la marca en la mentalidad del consumidor mexicano.

Comenta y síguenos en Twitter: @EDuarteT21 / @GrupoT21