Terminales de almacenamiento: ¿cómo concretar los proyectos?

Desde la apertura del sector energético en México, tras la reforma del mismo en 2013, se resaltó la necesidad de incrementar la capacidad de almacenamiento y pasar del promedio que existe de entre uno y tres días, a 15 días.

En esta labor, actores del sector, indicaron en la Mesa 1: Infraestructura y Transporte de Hidrocarburos, del Midstream Forum 2019 organizado por GrupoT21, que es necesario lograr que sus proyectos de infraestructura sean viables y no queden en buenas intenciones.

“Se debe considerar que son proyectos de infraestructura que deben tener mínimo 30 años de viabilidad y conectividad eficiente ya que sin nosotros la cadena de suministro de hidrocarburos se puede encarecer”, indicó Édgar Gutiérrez, CEO de Hydrocarbon Storage Terminal (HST).

Precisamente para evitar ese encarecimiento y un mal funcionamiento de las terminales, Gutiérrez destacó la necesidad de trabajar en sinergia con los transportistas, ferrocarril y autotransporte para contar con una infraestructura eficiente que atraiga logísticamente a los usuarios.

Puedes leer: Seguridad energética sólo se logrará con inversiones privadas: CRE

Aunado a lo anterior, es necesario que las terminales de almacenamiento cerca de los principales focos de demanda de hidrocarburos para disminuir costos y tiempos logísticos, de acuerdo con Édgar Dávalos, Investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“El objetivo es disminuir el precio de la molécula y de los productos, por lo que entre más eficiente sea la logística mejor impacto puede tener en el mercado”, añadió Rafael Tejeda, Director General de Baja California Energy Translogistics (BCET).

Otro punto destacado fue la necesidad de evitar tardanzas en la aprobación de los permisos por parte de las autoridades, sobre todo de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), se debe contar con los estudios que solicitan como de impacto ambiental, uso de suelo, derechos de vía, etc. Para evitar aumento de tiempo burocrático, de acuerdo con Édgar Dávalos.

Con lo anterior se evitará que la construcción esté en espera de los permisos.

“Los inversionistas quieren que los proyectos salgan lo más rápido posible, hay que ahorrar tiempo en trámites”, coincidió Édgar Gutiérrez.

Actualmente, en México se están desarrollando 70 proyectos de terminales de almacenamiento, lo que significa un incremento en capacidad de 45 millones de barriles (mdb). De dichos proyectos, 45 ya tienen los permisos necesarios por parte de la CRE y de éstos, 16 estarían iniciando operaciones en el año 2020, lo que generaría para ese año un aumento de capacidad de almacenamiento de 15 mdb, de acuerdo con Dávalos.

Comenta y sígueme en Twitter: @Irale1427