El reto logístico de la “Amazonización” de los alimentos

Existen dos grandes oportunidades y desafíos a mediano y largo plazo para el sector minorista de alimentos frescos y que serán decisivos en la competencia que se presenta todos los días en el mercado de consumo, de acuerdo con un análisis realizado por Miebach Consulting.

Por un lado, en el mercado se ha presentado la llamada “Amazonización” en la que desde un punto de vista logístico Amazon está presionando a la industria con nuevos enfoques, mucha experimentación y la absoluta voluntad de crecer, especialmente en términos de inteligencia artificial y big data.

“Las ofertas como AmazonFresh, PrimeNow y AmazonPantry ya están impulsando el debate y son percibidas por los clientes como una promesa de excelente servicio”, dijo Reiner Friedland, Principal de Miebach Consulting GmbH.

Por el otro lado, el rápido desarrollo de la inteligencia artificial (IA) aporta los elementos necesarios para revolucionar la logística de los alimentos frescos, donde la precisión y el control de los flujos de materiales son una gran ventaja en términos de disponibilidad, deterioro y esfuerzo.

Además, las tareas multifacéticas y complejas en la cadena de suministro podrán ejecutarse mejor y de manera más productiva a través del soporte de la IA, lo que aumentará la eficiencia y permitirá campos de aplicación completamente nuevos, incluidos los robots y la automatización, de acuerdo con Miebach.

Sin embargo, la IA requiere grandes cantidades de datos (big data). Por esta razón, la calidad y disponibilidad de estos datos es crucial para desarrollar correctamente aplicaciones de inteligencia artificial.

Tanto el desarrollo e integración de nuevas aplicaciones, así como el manejar adecuadamente grandes cantidades de datos, requieren esfuerzos adicionales en el sector minorista, ya sea individualmente a nivel empresarial o como una iniciativa de la industria. Pero la recompensa por este esfuerzo no sólo será una mejora de la situación real, sino que conducirá a nuevos niveles de competitividad.

“La logística de productos frescos puede ser una verdadera ventaja competitiva si, como consecuencia de su alta velocidad y calidad, el cliente alcanza realmente un beneficio significativo, sin que los costos asociados se salgan de control para todas o alguna de las partes involucradas en la cadena de suministro”, según Reiner Friedland.

Esta misma firma de consultoría identifica las tendencias y desafíos de la logística de los productos frescos:

  • Los pedidos crecen continuamente, especialmente en las tiendas de conveniencia.
  • La creciente demanda ha aumentado el número de proveedores.
  • Los requerimientos del mercado y el tipo de presentación se actualizan constantemente, lo que aumenta la complejidad.
  • El aumento de la gastronomía en el área de mercado y la extensión de los mostradores de servicio aumentan las expectativas que se tienen de la logística asociada con alimentos frescos.
  • La escasez de personal capacitado, especialmente en las áreas metropolitanas, exige hacer más atractivas las condiciones de trabajo, lo cual definitivamente aumenta los costos.
  • El público busca cada vez más sostenibilidad y conciencia ambiental. Los márgenes de utilidad, sin embargo, siguen bajo mucha presión.
  • Las ventas en línea continúan creciendo significativamente y deben ofrecer al menos la misma calidad y variedad que la venta minorista tradicional.
  • Además de los problemas de tráfico habituales, existen restricciones específicas de suministro para muchas ubicaciones donde se venden productos frescos.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21