Andeavor gana (otra vez) subasta de Pemex Logística

La Temporada Abierta 3.1 de Pemex Logística ya tiene un ganador: Andeavor

La capacidad adjudicada en la subasta comprende el uso de tres terminales marítimas y de almacenamiento en Baja California Sur y Sinaloa, más dos poliductos y dos terminales de almacenamiento en Chihuahua.

“Nos sentimos muy contentos por la capacidad adjudicada y por las oportunidades de crecimiento que ello nos brinda para la creación de valor a nuestra compañía, clientes, socios estratégicos y comunidades en México”, dijo Siomara Márquez, Country Director de Andeavor para México.

 

Desde la apertura del sector energético mexicano, esta firma estadounidense ha ingresado de lleno al mercado de venta de gasolinas bajo su marca ARCO.

Hasta el momento ya cuenta con 80 estaciones en Baja California, Sinaloa y Sonora, y su plan es expandirse por el noroeste del país.

Para mantener abastecidas sus estaciones se ha valido, en parte, de la red de infraestructura que Pemex Logística ha subastado.

Fue la empresa ganadora de la primera Temporada Abierta que licitó Pemex Logística en 2017 para utilizar, por tres años, la infraestructura de Pemex en los estados de Baja California y Sonora, específicamente Rosarito y Guaymas.

A principios de junio pasado, Andeavor anunció que construirá una terminal de productos refinados en Rosarito, Baja California, con una inversión aproximada de 100 millones de dólares que incluye el arrendamiento del terreno a largo plazo.

Esta terminal se encontrará en las instalaciones de almacenamiento de CFEnergía, una subsidiaria de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y se prevé que esté lista en dos años.

Andeavor espera que con esta infraestructura (de Pemex o propia) se reduzca el costo logístico para importar combustibles al país desde sus refinerías en Estados Unidos.

La estadounidense ha buscado diferenciarse en el mercado mexicano con una logística y suministro “independiente”, ya que importa el combustible vía marítima desde alguna de sus 10 refinerías en Estados Unidos (con una capacidad de producción de 1.2 millones de barriles por día) desde la costa oeste.

De ahí lo almacena y distribuye por rueda o gaseoductos a sus estaciones de servicio en México. ARCO es una de las poco más de 40 nuevas marcas que se han instalado en el mercado mexicano de venta de gasolinas, un segmento abierto desde el año pasado.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21