ABB apuesta por la automatización en la logística mexicana

La firma tecnológica ABB buscará ampliar su presencia en la automatización industrial en México durante los próximos años. La logística y el transporte son sectores estratégicos dentro de su plan.

En las últimas décadas la industria automotriz ha sido su principal cliente en la introducción de soluciones robóticas, seguido de sectores como alimentos y bebidas, bienes de consumo, farmacéutico y electrónico.

La llegada de inversión extranjera al país, con mayor visibilidad en la zona del Bajío, ha influido en la expansión de ABB en el país. Desde 2009 cuenta con un complejo de ingeniería y manufactura en San Luis Potosí, donde se fabrican productos y diseñan sistemas de alta, media y  baja tensión, así como productos y sistemas de robótica, control y automatización.

“Hace cuatro años ABB determinó que en robótica quería ofrecer soluciones nuevas en logística y transporte a nivel mundial. En México empezamos a decir que hay que traer esas soluciones al mercado y revisarlo con los clientes”, dijo a T21 Sergio Bautista, Gerente de la División de Robótica de ABB en México.

El país se encuentra entre las naciones con un mayor potencial de automatización industrial. De acuerdo con el Índice de Preparación de Automatización (Automation Readiness Index) elaborado por ABB y The Economist Intelligence Unit, México se coloca en la posición 23 de 25 en este ranking que observa, entre otros temas, los esfuerzos gubernamentales para dar paso a la ola tecnológica que se vive en el mundo.

ABB ha empezado a introducir de manera incipiente algunas soluciones en el mercado mexicano de logística y transporte. Aunque para ampliar su presencia buscará tener un mayor acercamiento con este segmento para desarrollar robots que generen más valor a sus actividades.

“Estamos con algunas ideas en desarrollo y queremos participar de mejor manera con esos productos. Cada vez está habiendo una mayor necesidad en el mercado. Hemos encontrado una mezcla quizás todavía no cubriendo el concepto completo de la logística y el transporte. Estamos hablando de hacer un centro de distribución robotizado de principio a fin, pero hoy todavía no se puede realizar”, dijo.

Pero en este proyecto ABB también ha comenzado a “evangelizar” a las pequeñas y medianas empresas para penetrar en estos ámbitos y no sólo atender a la primera cadena de proveeduría de las grandes empresas, como las armadoras automotrices.

Y en este camino la firma se encontrado con una divergencia: ahora tiene que pensar en robots o procesos automatizados para atender además de la industria tradicional, otros mercados que se han abierto con la llegada y expansión del comercio electrónico.

“Aquí la solución es distinta, necesitas robos con visión para poder distinguir qué es lo que necesitas, qué tienes y cómo los vas a tomar y luego incorporarlos a una línea de procesos. Y adaptarte a tomar piezas de distintos tamaños, ahí es donde estamos haciendo más desarrollo tecnológico”, dijo Bautista.

El especialista observa tres barreras que aún se tienen que superar en este mercado para una mayor introducción de soluciones robotizadas: no se necesita una gran preparación para programar un robot; no son muy caros y hay que erradicar el miedo a que la automatización vuelva más complejo el entorno.

Así mismo, Sergio Bautista comentó que el trabajo debe ir más bien encamado hacia la construcción de las fábricas del futuro, en donde se complemente la tecnología, las necesidades productivas y las nuevas generaciones de personal.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21