Desafío de bajas temperaturas

"Una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil”, esa una premisa que impulsa al sector de transporte y logística para tener una mejora continua. En este tenor, hay segmentos por fortalecer, como la cadena de frío.

El reto para los participantes de este sector en México radica en que la distribución y almacenamiento de los productos se haga dentro de un intervalo de temperatura, ya que, si se expone una mercancía sensible a temperaturas fuera del rango de tolerancia, se puede producir un daño irreversible que resulta en pérdida de producto.

“Hace algunos años la inspección fitozoosanitaria se efectuaba en patios fiscales, bodegas en la línea fronteriza o en un puerto, sin el debido cuidado de mantener la cadena de frío, afectando los productos”, explica Armando César López, Director General de Inspección Fitozoosanitaria del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

Entre los avances para preservar la cadena de frío destaca la vigilancia de los reefer (contenedores refrigerados) a través de sistemas GPS, no sólo para conocer su ubicación, sino la temperatura exacta y el nivel del combustible en los motores encargados de la refrigeración.

Desde el punto de vista de los transportistas, monitorear la temperatura es un valor agregado, ya que se mantiene la cadena de frío desde origen a destino, lo cual es parte de las exigencias de clientes y de la legislación alimentaria de países como Estados Unidos.

“Las nuevas leyes de alimentos de Estados Unidos exigen un rastreo total de la mercancía de alimentos desde que se carga hasta que se descarga”, dice Ramón Medrano, Presidente de Frío Express.

Asimismo, la falta de equipo por parte de los Intermodal Marketing Company (IMC) y transportistas, es un reto actual, de acuerdo con Humberto Vargas, Gerente Nacional de la División Intermodal de Werner Enterprises de México.

No obstante, se ha ido solucionando paulatinamente con la adquisición y arrendamiento de reefer, además el sector está incursionando en manejo a multitemperatura, es decir, transportar mercancías hasta con tres temperaturas distintas dentro del mismo contenedor.

Para conocer más acerca de esta historia de baja temperatura publicada en la edición de junio de la RevistaT21, consulta gratis este link.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21 @DidierRT @BetoZanela @EDuarteT21 @Irale1427 @XanathLastiri