La ruta del diesel de ExxonMobil en México

Para entender cómo llega el combustible de la petrolera estadounidense ExxonMobil a México, es necesario saber que el negocio de los combustibles de la empresa se maneja en dos grandes grupos, el primero es de retail, el encargado de desarrollar la marca en la red de estaciones de servicio; el segundo grupo es el industrial, responsable de implementar la estrategia para los clientes industriales y comerciales.

“El grupo industrial atiende a las líneas transportistas de carga, de pasajeros, industria, en esas dos grandes áreas se divide el consumo de combustibles. Nosotros, desde Mobil Diesel nos encargamos del mercado industrial y comercial con toda la estrategia y su implementación”, explicó Juan Carlos Candeo Solís, responsable de industria para México de ExxonMobil a T21.

Para saber cómo se importa el Diesel de Ultra Bajo Azufre en México, Juan Carlos Canedo recordó que el energético se produce en las refinerías de Baytown, Beaumont y Baton Rouge, en Estados Unidos, y luego llega a México por trenes de Kansas City Southern (KCS) a terminales privadas, ubicadas en San Luis y San José Iturbide, Guanajuato.

“Se está importando por tren, son trenes que traen 100 carrotanques y esos vienen directamente a las terminales que están ya operando en el mercado mexicano, no estamos manejando ducto actualmente, aunque sí hay proyectos a mediano plazo”, agregó.

Una vez que el diesel se descarga en las terminales de San Luis Potosí y Guanajuato, se traslada a los centros de almacenamiento de su clientes industriales a través de sus 140 autotanques.

“Nos estamos asociando con distribuidores como con Energéticos Centrifugados del Norte (Ecnorsa), es nuestro primer distribuidor industrial. Nosotros nos encargamos de traer el producto desde la refinerías y ponerlo en estas terminales grandes y ellos lo llevan a los clientes finales, como las líneas transportistas o a los clientes de autoconsumo”, dijo.

José Luis Palacios, Gerente General de Ecnorsa, explicó que luego de que el diesel llega la terminales como las de Watco, en San Luis Potosí, después lo mueven a las plantas de distribución de Ecnorsa en Querétaro y Toluca, las cuales albergan una capacidad de almacenamiento aproximadamente un millón 200 mil litros, posteriormente llegan a sus clientes en Ciudad de México, Estado de México y algunas zonas aledañas a Querétaro a través de sus 140 autotanques.

El responsable de ExxonMobil aseguró que las alianzas con otros distribuidores serán con miras en el reparto hacia otras regiones para llegar a los industriales del centro y norte del país. “Es un proyecto que se está manejando por etapas, actualmente tenemos presencia del Bajío, en proyecto en los próximos meses estarán entrando otras terminales que nos darán mayor cobertura en Monterrey y probablemente hacia el Valle de México”, comentó.

T21 en el marco de la apertura que se está dando en el mercado energético, celebrará el próximo 26 de junio la segunda edición del Midstream Forum México, en el marco de Expo Carga.

Comenta y sígueme en Twitter: @XanathLastiri