Ejecutivos “profesionalizarán” la logística humanitaria en México

Erik Markeset, Kathy Fulton, Jesús García, Eugenio Riveroll y Aileen Habia.

Los sismos del 7 y 19 de septiembre del año pasado que afectaron gravemente al sur y centro del país incubaron entre los logísticos una gran preocupación por el manejo responsable y mejor organizado de la ayuda humanitaria que, en ciertos casos, superó la capacidad instalada tanto del gobierno como de organismos sin fines de lucro.

Por eso mismo, el Consejo Nacional de Ejecutivos en Logística y Cadena de Suministro (Conalog) buscará sentar las bases para la creación e instalación de un organismo en México que coordine los esfuerzos, principalmente entre operadores logísticos, empresas, organismos involucrados en ayuda humanitaria y el mismo gobierno.

Sin ir muy lejos, un ejemplo de lo anterior se tiene en Estados Unidos. Tras el paso destructivo del huracán Katrina en 2005 sobre los estados del sureste estadounidense, se creó la American Logistics Aid Network (ALAN), un organismo que integra el trabajo de los profesionales de empresas 3PL de ese país, organismos sin fines de lucro y el gobierno.

ALAN se especializa en la transportación, almacenamiento frío y seco y la distribución de mercancías de los proveedores a las comunidades afectadas por algún tipo de desastre natural.

“(En todo este esfuerzo) el uso de las Tecnologías de la Información es muy importante, pero no lo es todo. Les enseñamos a las empresas a seguir protocolos para que cumplan con los objetivos planteados. Incluso tenemos juegos donde simulamos situaciones extremas para que las personas sepan lidiar con ellas”, dijo Kathy Fulton, Directora Ejecutiva de ALAN, quien estuvo presente en la reunión mensual del Conalog.

Los asistentes al evento tuvieron la oportunidad de escuchar los esfuerzos realizados y los problemas que experimentaron las empresas y organismos civiles que actuaron, de manera individual, en pro de la población, en los sismos referidos.

En su caso, Jesús García, Director Nacional de Operaciones de Estafeta, firma mexicana de mensajería y paquetería, recordó que en el sismo del 7 de septiembre, donde se vieron afectados los estados de Oaxaca y Chiapas, principalmente, movilizaron alrededor de 43 toneladas de ayuda (12 de ellas recaudadas de sus propios empleados) a 30 comunidades.

El directivo precisó que en algunos casos los recursos se centralizaron y hubo exceso de ayuda en algunas comunidades. “Por esto hay que darle tiempo a la planeación para potencializar los resultados y que la ayuda llegue a donde tenga que llegar”, dijo.

Esta firma cuenta con un protocolo para el apoyo a sus empleados y a la ciudadanía, desde el punto de vista de transportación de ayuda humanitaria, en desastres naturales; en él delega responsabilidades y establece contacto con organismos civiles. Pero resalta que en el caso de Oaxaca y Chiapas no contaron con el acercamiento de ningún tipo de autoridad.

En el caso del sismo del 19 de septiembre, la empresa SinTráfico, una plataforma dedicada a la recopilación de datos urbanos, trabajó en coordinación con la plataforma digital Verificado 19S, MPM Mobility y autoridades de la Ciudad de México, para recabar información sobre la ayuda humanitaria recaudada y los lugares donde ésta hacía falta.

“Desarrollamos una Plataforma Centralizada de Datos con voluntarios que levantaron información casi en tiempo real sobre las necesidades de los centros de acopio o lugares donde se requería de apoyo de voluntarios", dijo Eugenio Riveroll, Director General y Cofundador de SinTráfico.

Aunque reconoce que en esos momentos faltó claridad en los liderazgos, “ la gran lección es cómo los datos nos pueden ayudar a tomar mejores decisiones. La tecnología está lista para ser utilizada en estos casos”.

Así mismo estuvo presente Aileen Habia, Directora de Emergencias del Comité de Ayuda a Desastres y Emergencias Nacionales (CADENA), una asociación civil sin fines de lucro que desde 2005 se ha evocado a tratar de unir los distintos eslabones de la ayuda humanitaria, quien expuso que "en el tema de desastres las alianzas entre los distintos organismos es lo más importante”.

Los asistentes al evento del Conalog realizaron más tarde un primer taller de trabajo para identificar los puntos esenciales para crear un organismo regulador de empresas de logística que coordine la ayuda en los desastres naturales.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21