KPMG insta a revisar efectos en cadena de suministro

Las empresas en México que cuenten con una relación comercial con Estados Unidos tendrán que tomar en cuenta este año dos elementos fundamentales, para verificar el efecto que tendrían sobre las cadenas de suministro, consideró César Buenrostro, Socio Líder de Comercio Internacional y Aduanas de KPMG en México.

Tanto la reforma fiscal de Estados Unidos aprobada el año pasado, así como lo que resulte de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), serán esenciales aunado a los cambios en la tributación transfronteriza.

“Cada vez que se considera la realización de cambios en el flujo de bienes o servicios a partir de una perspectiva de planeación tributaria de ingresos, temas relacionados con el comercio y las aduanas deben ser parte integral del plan de trabajo. Estamos viviendo cambios sin precedentes en las cadenas de suministro, por lo que es el momento de actuar”, dijo Buenrostro.

El socio de la firma de consultoría previó que en un escenario donde no se resuelva el futuro del TLCAN se tendría que mantener el marco original, pero “bajo una mayor incertidumbre, lo cual probablemente lastimaría la inversión y disminuiría el comercio en la región”.

Esta posible situación se daría en un contexto donde en México se llevarán a cabo elecciones en los tres niveles de gobierno, así como las elecciones intermedias en Estados Unidos, aunque este mismo país ha manifestado su interés de seguir negociando después de marzo próximo.

Por lo anterior, recomendó revisar que los modelos de negocios sigan teniendo sentido en vista de los cambios acordados para el TLCAN; considerar si las propuestas a clientes y de marca funcionan con una retórica de “Hecho en”; evaluar el efecto en el inventario, la huella de fabricación, contratos, propiedad intelectual o sistemas y procesos, y considerar si se necesita implementar un nuevo plan de logística, entre otros puntos.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21