Aumentan “carga” de trabajo a mujeres almacenistas

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) dispuso que las mujeres que trabajan en los almacenes, incluso las que se encuentren en periodo de embarazo y post parto, tengan literalmente una mayor carga de trabajo en México.

Esta dependencia federal realizó en la víspera cambios a la Norma Oficial Mexicana NOM-006-STPS-2014 (Manejo y almacenamiento de materiales-Condiciones de seguridad y salud en el trabajo), publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF), en los que especifica los pesos, todos al alza, que las mujeres pueden cargar en sus actividades laborales dentro de estos almacenes.

La NOM, publicada desde el 11 de septiembre de 2014, consideraba en su numeral 8.3 que “las mujeres en estado de gestación, y durante las primeras 10 semanas posteriores al parto, no deberán realizar actividades de manejo y almacenamiento de materiales por medio de la carga manual”.

En los cambios publicados el día de ayer en el DOF, la STPS establece que estas mismas personas “no deberán realizar actividades de manejo de materiales que impliquen cargas que superen 10 kg”.

En el mismo texto, en la parte de Considerando, la STPS justifica que “el artículo 58, fracción VII del Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo, dispone que está prohibido que las mujeres en estado de gestación realicen trabajos que demanden cargas superiores a diez kilogramos”.

Así mismo, dentro del numeral 8.5 de la NOM, la STPS realizó dos cambios. El primero, también dirigido a las mujeres almacenistas, tiene que ver con el inciso “e”, subinciso “2”, donde cambia el peso que una mujer puede llegar a cargar en sus actividades, pasando de 10 a 15 kilogramos.

El segundo cambio en este numeral, tiene que ver con el mismo inciso, pero subinciso “3”, donde se menciona que los menores de edad pueden cargar un máximo de 7 kilogramos; anteriormente la NOM marcaba que sólo los menores de 14 a 16 años entraban en este nivel de peso.

A su vez, la STPS modificó el párrafo final del inciso “e” para quedar: “La carga máxima que pueden manejar los trabajadores deberá ser determinada con base en las condiciones reales bajo las cuales se realizan las actividades de manejo de cargas, y no rebasar el límite máximo de carga indicado en este inciso, considerando los elementos señalados en el numeral 8.1”.

Este último numeral hace mención a que todos los almacenes de materiales donde se requiera de carga manual, se deberán contar con distintos procedimientos de seguridad.

Estos almacenes tienen una estricta relación con los centros de distribución que administran las empresas o los distintos operadores logísticos en sus servicios tercerizados.

DIMENSIONANDO

Aunque no existe un dato oficial que revele cuántos almacenes o centros de distribución operan en México, en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se indica que al cierre del segundo trimestre de 2017 poco más de 2.2 millones de personas laboraban, dentro del sector terciario, en actividades de servicios de transportes, comunicaciones, correo y almacenamiento, aunque no precisa los datos de este último; pero se conoce que 189 mil 063 eran mujeres.

En la misma encuesta se indica que al primer trimestre de este año, en el sector terciario (en servicios) unas 77 mil 177 personas (31 mil 193 mujeres) abandonaron su empleo; y dentro de estos unos 16 mil 335 trabajadores (siete mil 659 mujeres) lo hicieron porque las condiciones laborales se deterioraron o implicaban riesgos personales y/o de salud.

Alfonso Estrello, abogado especialista en materia laboral del Bufete Sánchez-Navarro, indicó a T21 que las empresas mismas tendrían una ventaja al contar con cláusulas específicas en los contratos que dan a firmar a sus empleados, aunque recordó que la Ley Federal del Trabajo en su Título Quinto, hace mención de los derechos de las mujeres y los menores en sus actividades laborales.

Y en dado caso de manifestarse violaciones a la ley se tendría que analizar cada caso para llevar a cabo una defensa de esos derechos.

Los cambios en la NOM entrarán en vigor a los tres meses siguientes a su publicación en el DOF.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21