Cambios automotrices en TLCAN beneficiarían a China: Cepal

Por:
Enrique Duarte

En momentos en que la industria automotriz mexicana se encuentra en una posición fuerte, cualquier cambio en las preferencias comerciales podrían perturbar de manera considerable las cadenas productivas y de proveedores de América del Norte, indicó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
 
Lo anterior es planteado en la antesala de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), misma que inicia el próximo miércoles 16 de agosto, en Washington D.C., y que reunirá a las autoridades de los tres países socios.
 
Desde el inicio de su administración Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha expresado su interés por realizar cambios para beneficiar a la industria automotriz de su país, incluso llegó a amenazar a las compañías connacionales con medidas económicas de no retornar o incentivar la inversión en territorio estadounidense, una clara medida contra países como México.
 
“Aunque aún es pronto para medir el efecto de estas nuevas políticas -muchas de ellas todavía no se han implementado, y se desconoce el alcance de las negociaciones del TLCAN- la perturbación de las cadenas productivas de la industria automotriz tendría fuertes efectos negativos en términos de empleos y competitividad”, mencionó la Cepal en un apartado especial de su recién publicado reporte sobre inversión extranjera directa.
 

China podría ver reforzado su papel dominante como productor de partes, componentes y maquinaria especializada, dado el tamaño y el bajo costo con que opera su industria automotriz”, previó la Cepal.

 
La propia renegociación del TLCAN, vigente desde 1994, es vista como una oportunidad para impulsar la competitividad de Norteamérica, dado los cambios mundiales en torno al desarrollo de cadenas de suministro regionales, en sectores como el automotor, el aeroespacial, el farmacéutico, entre otras manufacturas.

Desde hace 23 años el TLCAN ha sido una de las herramientas que ha propiciado el encadenamiento productivo de la región, con sus propias exigencias para las empresas que quieran instalarse y aprovechar los costos de producir en Norteamérica, vender en esa misma región o incluso llegar más allá de los tres países miembro.

Actualmente las reglas de origen previstas en el TLCAN exigen un valor de contenido regional del 62.5% en el caso de automóviles, camiones livianos, motores y transmisión, y del 60% en el caso de otros tipos de vehículos y partes.

En este tema la Cepal advirtió que a pesar de que, hasta el presente, Estados Unidos han hecho hincapié en los temas regulatorios, las negociaciones sobre aranceles y reglas de origen serán cruciales para cualquier nuevo acuerdo.

Actualmente la industria automotriz aporta más del 3% del producto interno bruto (PIB) y el 18% del PIB manufacturero de México, logra un superávit comercial superior a los 52 mil millones de dólares (mdd) al año, cuenta con un acervo de inversión extranjera directa de más de 51 mil 200 mdd (11% del total) y es responsable de unos 900 mil  empleos directos, según datos de ProMéxico a 2016.

Además, el 80% de la producción automotriz de México se exporta, fundamentalmente a los otros dos miembros del TLCAN (86%). Así, México se ha convertido en el séptimo productor mundial y el cuarto exportador de vehículos del mundo.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
2 + 18 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.