Desafíos para la industria automotriz y su logística en México

Por:
Enrique Duarte

No sólo el efecto Donald Trump pinta un panorama desafiante en México para la industria automotriz y su logística. Este sector enfrenta otros obstáculos que el propio país arrastra desde hace tiempo y que, de no superarse, frenarían sus objetivos planteados para el futuro cercano.

Alcanzar la meta de cinco millones de vehículos producidos para el año 2020, desde los 3.5 millones actuales, parecía una meta asequible, pero el cambio de inquilino en la Casa Blanca metió presión sobre las armadoras en territorio mexicano, ante su política proteccionista de regresar la producción a la Unión Americana o enfrentar sendos impuestos fronterizos.

La cancelación del proyecto de inversión de una planta de producción de la estadounidense Ford en el estado de San Luis Potosí (SLP), a principios de enero, generó mayor incertidumbre en el sector. Sin embargo, otras armadoras tanto del vecino del Norte, como europeas y asiáticas han reafirmado su confianza de continuar invirtiendo en México.

Pero la decisión de Ford tuvo sus repercusiones. “Algunas compañías han decidido posponer o ajustar el alcance de sus proyectos (tras la cancelación en SLP), porque ahora hay mucha incertidumbre”, dijo Manuel Fernández, el promotor internacional del estado de Guanajuato.

El que ha sido nombrado “cazador de inversiones”, principalmente del sector automotor para ese estado del Bajío mexicano, prevé que esta situación de incertidumbre sea temporal y que Estados Unidos seguirá siendo el principal socio del país tras las próximas negociaciones comerciales que están contempladas.

Fernández compartió estos puntos de vista en el Automotive Logistics Mexico, realizado en la capital del país, donde además acudieron los principales directivos en logística de las armadoras, productores de autopartes, así como empresas proveedoras de servicios logísticos, quienes manifestaron otras preocupaciones en este terreno.

INSEGURIDAD E INFRAESTRUCTURA
Los otros dos desafíos que resonaron repetitivamente durante el evento fueron los problemas de inseguridad y la falta de infraestructura en el país para realizar adecuadamente las actividades de logística y cadena de suministro en esta industria.

Peter Koltai, Director de Logística de Audi México, manifestó que en la ruta Puebla-Veracruz se han elevado los robos, siendo este puerto marítimo, por ahora, su única salida para la exportación de sus vehículos. La firma alemana, perteneciente al Grupo Volkswagen, arrancó el año pasado la producción del Q5 en su planta de San José Chiapa, Puebla.

El directivo adelantó que están en planes de empezar a exportar por Lázaro Cárdenas.

Por su parte, Fiat Chrysler Automobiles (FCA) México realizó un análisis de las rutas más peligrosas en el país y llegó a descubrir que entre los días martes y jueves de las 5 a 10 horas son los días y horarios más peligrosos para el movimiento de carga.

Sabiendo lo anterior “ajustamos los horarios de entrega para los proveedores”, dijo Mercedes Figueroa, Jefa de Logística Inbound, Outbound, Aduanas y Programación-Agenda de FCA México, firma automotriz que cuenta con plantas de ensamble en Toluca (Estado de México), y Saltillo y Ramos Arizpe (Coahuila).

Los meses de “agosto y septiembre (del año pasado) fueron una pesadilla para todos, pero luego hubo una mejora”, reveló Alfonso Gutiérrez, Gerente de Planificación y Transporte de Volkswagen. Para esta armadora los problemas de inseguridad se localizan en la costa occidental del país, es decir, en los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo, y que “perjudican el transporte de nuestras exportaciones”.

En el tema de infraestructura, los representantes de Audi y Volkswagen urgieron porque la ampliación del puerto de Veracruz entre en operaciones lo más pronto posible, ante los cuellos de botella que padecen para enviar al exterior su producción.

La representante del gobierno federal que acudió al evento, cubriendo la ausencia del Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, fue la Directora General de Industrias Pesadas y Alta Tecnología de esta dependencia, María Orendain. La funcionaria aseguró que se realizan los trabajos necesarios para atender los llamados de atención de esta industria.

En este sentido, informó a los asistentes que la Secretaría de Economía se encuentra realizando un estudio sobre los problemas que sufre el sector automotor y el impacto. Previó que en seis meses se tengan los resultados y que estos servirán de “insumo para tener una política eficaz y aguda” en cuanto a temas de inseguridad y falta de infraestructura.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
14 + 4 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.