Éste era el avance de la planta de Ford en San Luis Potosí

Foto: Tomada de @WTCIndSLP en Twitter

“Welcome Ford to the best industrial park”. Así recibía y presumía WTC Industrial a los visitantes de su página de Internet la elección de la armadora estadounidense por instalarse en su complejo logístico dada a conocer en abril de 2016.

Incluso en un tuit del pasado 21 de diciembre de la cuenta de WTC Industrial, perteneciente al desarrollador de proyectos inmobiliarios Grupo Valoran, daba muestras con una fotografía del avance en el terreno donde Ford se instalaría y con el texto “Amazing progress! Ford facilities @WTC2”.

Este 3 de enero de 2017 la realidad ya es otra.

La automotriz anunció que cancela la inversión de mil 600 millones de dólares (mdd) en el estado de San Luis Potosí, donde instalaría una planta de producción de vehículos compactos.

Aunque no precisó las razones de esta decisión, Ford mencionó en un comunicado de prensa que 700 mdd, de los mil 600 mdd previstos anteriormente, los canalizará en su planta de Flat Rock, Michigan, para la producción de diversos modelos eléctricos.

Lo anterior generará 700 empleos adicionales, mientras que en San Luis Potosí planeaba contratar hasta dos mil 800 personas.

La decisión también implica un traslado de la producción de vehículos Focus de gasolina a la planta de Ford en Hermosillo, Sonora.

La cancelación de la inversión de Ford ya se había concertado con los involucrados en México desde hace tres semanas, según indicó a T21 una fuente local cercana al proyecto y que decidió conservar el anonimato.

México es el cuarto mayor productor de vehículos Ford para abastecer a los clientes globales, luego de Estados Unidos, China y Alemania.

En los primeros 11 meses del año pasado, Ford Motor había producido en México 363 mil 396 autos (9.7% menos que el mismo periodo de 2015), de los cuales 351 mil 691 autos fueron exportados, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Esta decisión se da en momentos en que el Presidente Electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado a las armadoras de autos, y a otras empresas manufactureras, de imponerles sendos impuestos por invertir en otros países y vender sus productos en la Unión Americana.

Trump, quien asumirá el cargo el próximo 20 de enero, publicó incluso un tuit este 3 de enero donde menciona que “General Motors está enviando modelo mexicano de Chevy Cruze a los concesionarios de automóviles en Estados Unidos, sin pagar impuestos en la frontera. Háganlo en Estados Unidos o paguen grandes impuestos fronterizos”.

GOBIERNO MEXICANO "RESPONDE"
La Secretaría de Economía (SE) emitió por la tarde del martes un comunicado de prensa donde precisó su postura ante la decisión de Ford.

El gobierno de México lamenta la decisión de Ford Motor Company de la cancelación del proyecto de inversión en San Luis Potosí y ha asegurado la reposición por parte de la compañía de cualquier erogación realizada por el gobierno estatal para la facilitación de esta inversión”, se lee en el texto.

“El crecimiento de Ford Motor Company en América del Norte, y particularmente en México, ha respondido a una estrategia de competitividad basada en cadenas globales de valor, en donde Norteamérica compite con otras regiones del mundo. Los empleos generados en México han contribuido a mantener empleos manufactureros en Estados Unidos, que de otra forma hubieran desaparecido ante la competencia asiática”, detalló.

T21 buscó a WTC Industrial pero la empresa no quiso emitir alguna postura por el momento.

Por su parte, Claudia Ávila, Directora General de la Asociación Mexicana de Parques Industriales (Ampip), también lamentó la cancelación vía Twitter con el mensaje “Decisiones así, desmantelarán la cadena productiva regional que tanto trabajo ha costado crear”.

Los desarrolladores de parques industriales en México se han visto beneficiados por la llegada en las últimas décadas de las armadoras y, por consecuente, de los proveedores de autopartes, formando así clústeres automotrices en varios estados del país, principalmente en el centro, formando también redes logísticas enfocadas a mantener en óptimas condiciones la producción automotriz.

La creciente actividad automotriz ha dado pie a objetivos mayores como incrementar la producción de autos, desde 3.2 millones en 2015 a cinco millones para 2020. Sin embargo, las decisiones recientes podrían alterar esta meta.

Comenta y sígueme en Twitter: @EDuarteT21