Tasa cero de IVA a exportaciones de servicios de TI

Las empresas residentes en México que ofrezcan servicios de tecnologías de la información (TI) para clientes en el extranjero gozarán de una tasa cero para el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), según lo propuesto por el Ejecutivo Federal en la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2017.

De aprobarse lo anterior en el Congreso mexicano, pondría a las compañías mexicanas en igualdad de condiciones con sus pares en países como Australia, Canadá, Chile, China, Perú y la Unión Europea, según se lee en la exposición de motivos de dicha iniciativa presentada por la tarde del jueves.

En la actualidad las firmas que prestan estos servicios digitales a usuarios en el país o en el extranjero tienen que pagar IVA a una tasa de 16 por ciento.

“Ello ha actuado como un freno que inhibe a las empresas que prestan servicios basados en tecnologías de la información desde México. Lo anterior se debe a que esas empresas no aplican la tasa cero en la exportación de dichos servicios y, por ende, no obtienen la devolución del IVA que les fue trasladado en las etapas anteriores a la exportación de los servicios, lo que limita su competitividad en los mercados nacionales e internacionales”, menciona el texto.

El Ejecutivo Federal definió que los servicios de TI serán el desarrollo, integración y mantenimiento de aplicaciones informáticas o de sistemas computacionales; el procesamiento, almacenamiento, respaldos de información, así como la administración de bases de datos; el alojamiento de aplicaciones informáticas; la modernización y optimización de sistemas de seguridad de la información, y la continuidad en la operación de los servicios anteriores.

PONEN CANDADOS
Sin embargo, para evitar “abusos” en la aplicación del beneficio las empresas tendrán que cumplir con obligaciones como que utilicen en su totalidad infraestructura tecnológica, recursos humanos y materiales, ubicados en territorio nacional; que el identificador numérico (dirección IP) de los dispositivos electrónicos a través de los cuales se prestan los servicios, así como la de su proveedor del servicio de Internet se encuentren en territorio nacional y que el mencionado identificador de los dispositivos electrónicos del receptor del servicio y la de su proveedor del servicio de Internet se encuentren en el extranjero.

A su vez, que consignen en el comprobante fiscal el registro o número fiscal del residente en el extranjero que contrató y pagó el servicio, sin perjuicio de los demás requisitos que deban cumplir de conformidad con las disposiciones fiscales; y, que el pago se realice a través de medios electrónicos y provenga de cuentas de instituciones financieras ubicadas en el extranjero, mismo que deberá realizarse a una cuenta del prestador del servicio en instituciones de crédito en México.

La iniciativa también establece que en ningún caso la prestación de los servicios de tecnologías de la información se considerará exportada cuando para proporcionar dicho servicio se utilicen redes privadas virtuales, ya que a través de esta tecnología es posible manipular la ubicación real del prestador del servicio.

Twitter: @EDuarteT21