Gaseros solicitan cambios en contratos de importaciones

VERACRUZ, VER.- Una vez que entren en vigor los cambios aprobados por la reforma energética para la compra y distribución de gas licuado de petróleo (LP), estos traerán cambios importantes para el país, pero los empresarios distribuidores de este sector prevén que aún se necesitan algunos ajustes en el terreno de las importaciones que ahora se podrán realizar por privados.

Está previsto que para el primero de enero de 2016 se puedan realizar las importaciones de gas LP por particulares, y para enero de 2017 se liberarán los precios máximos al público.

En la actualidad, Petróleos Mexicanos (Pemex), la empresa productiva del Estado, es la única entidad que puede surtir al mercado de este hidrocarburo; 70% lo hace con productos propios y el 30% lo importa, principalmente de Estados Unidos.

(En la) Liberación de las importaciones estamos también con algunas piezas de la regulación pendientes. Los permisos de importación todavía no tienen las características que permiten una inversión de la cuantía que se necesita para manejar los grandes volúmenes", mencionó Víctor Figueroa, Presidente de la Asociación de Distribuidores de Gas LP de Interior (Adigas).

El líder del organismo recordó que la máxima limitante es que esos permisos tienen vigencia máxima de un año, ante esto los inversionistas tiene temor de que no se les renueve esta (permiso) importación.

A su vez, también planteó la idea de que en 2017, cuando los precios máximos del gas LP sean liberados, Pemex tendrá que resolver la diferencia de precios que, previó, serán menores a los que en la actualidad maneja.

"Al momento que esto cambie y traigamos producto de otros países a competir con el gas de Pemex, tiene que haber un mecanismo a través del cual se le otorgue a Pemex facultades para reaccionar frente a ese gas LP que viene con otros precios", dijo.

Esta situación llega en momentos en que la demanda de gas LP se encuentre estabilizada (por la estabilización de los precios) luego de que el sector vivió una caída de ésta desde 2004. Actualmente la demanda del país es de 8.6 millones de toneladas anuales.

Octavio Pérez, Presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas, criticó que el país no tenga almacenamiento de este producto, "vivimos con un sistema justo a tiempo, de hecho nuestras plantas de distribución tiene dos días de inventarios, es muy bajo".

Indicó que la asociación que lidera atiende al mercado mexicano con 960 plantas de almacenamiento, dos mil 689 estaciones de carburación, y que al día se prestan un millón de servicios para atender a 20 millones de hogares que utilizan este combustible.

Ambos líderes participaron en el 1er Congreso y Expo Internacional en Logística de Hidrocarburos, Petrolíferos y Petroquímicos, organizado por Pemex Logística, en esta ciudad.

Twitter: @EDuarteT21