Oportunidades logísticas motivadas por la reforma energética

Dentro de los cambios estructurales que ocurrieron en los últimos años en México, la reforma energética es la que más oportunidades de negocio generará en el país, especialmente para la logística y transportación de productos derivados de los hidrocarburos, coincidieron especialistas en este tema.

La apertura del sector energético hacia la iniciativa privada permitirá a las empresas participar en áreas de negocio como prospección, exploración, extracción, transporte, petroquímica, refinación, almacenamiento y comercialización, según enlistó Sergio Ruiz, Director Ejecutivo de la Asociación Mexicana de Agentes de Carga (Amacarga), durante su participación en el segundo día del 13° Encuentro de Transporte y Logística, realizado por Grupo T21.

Ruiz participó en la Mesa 4 titulada Ductos vs transporte de superficie, donde se debatió la viabilidad futura de los diferentes tipos de transporte -ductos, autotransporte y ferrocarril- para los productos derivados del petróleo, además de los retos y barreras que se tendrán que derribar para atender la demanda interna de gasolina, turbosina, gas natural y diesel, entre otros.

Ante la falta de la infraestructura capaz de satisfacer la demanda de productos derivados, Corporativo UNNE se encuentra construyendo una terminal de almacenamiento de líquidos (gasolinas y otro tipo de refinaciones) con la que podrá atender las necesidades del centro del país. Esta terminal se encontrará en la Zona de Actividades Logísticas de Hidalgo (ZALH).

Noé Paredes, Director General de Corporativo UNNE, consideró un error confrontar las distintas formas para transportar estos productos, pero sí especificó que para viajes cortos, menores a los 400 kilómetros, es necesario realizarlo vía autotransporte.

En la actualidad, México cuenta con 17 mil 799 kilómetros de vías férreas para ser utilizadas para este tipo de transportación (en 2013 se movieron 113 mil 752 carros cargados con petróleo y sus derivados en el territorio nacional), mientras que la red de ductos (sumando los proyectos en puerta) tiene 22 mil 005 kilómetros (92% de ellos se utiliza para el traslado de gas).

Un actor muy importante en este tema también es el puerto de Coatzacoalcos, instalado en una zona donde se concentra el 97.5% de la industria de petroquímicos nacional y donde se encuentra uno de los mayores proyectos, es decir, la planta de Etileno XXI, operada por la mexicana Braskem Idesa. Pemex mueve allí el 21% de todas sus importaciones y exportaciones.

Es el puerto número uno en carga total, es decir, carga comercial más Pemex que tiene una gran parte en este volumen de carga”, comentó Ovidio Noval Nicolau, Director General de la Administración Portuaria Integral (API) Coatzacoalcos.

Por su parte, Lorenzo Reyes Retana, Director General de Proyectos Corporativos de Ferromex, indicó que aunque los ductos tienen un menor costo, son más eficientes pero son vulnerables al robo y vandalismo, los ferrocarriles son más flexibles (en capacidad y operación) y seguros.

La reforma energética generará retos logísticos. (Aunque) se requiere de una política nacional para definir la distribución modal de los productos petroquímicos y otros derivados”, indicó durante su participación.

El directivo precisó que la empresa ferroviaria tomará en consideración el tema de los precios del petróleo internacional, para decidir inversiones futuras en este sector.

Un tema que adquiere un importante rol para la agilización de estos proyectos será la evolución del precio del barril de petróleo, mismo que ha sufrido una importante reducción en el último año. El crudo estadounidense West Texas Intermediate se cotizaba este jueves en 46.12 dólares por barril, mientras que la mezcla mexicana de exportación cerró el miércoles en 39.79 dólares por barril.

Otra variable que impacta en los proyectos privados en este sector energético es la actividad de grupos delictivos que año con año instalan tomas clandestinas en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), tan sólo en los últimos cuatro años se detectaron siete mil 270 de estas tomas, según la Dirección Jurídica de esta empresa productiva del Estado.

A su vez, en 2014 el volumen total faltante a nivel nacional llegó a 8.8 millones de barriles lo que equivale a 24 mil barriles diarios en promedio, es decir, 3.8 millones de litros diarios.

Twitter: @EDuarteT21