Predecir la demanda, reto del sector farmacéutico: CSCMP

De izquierda a derecha: Lidia Múgica, Mónica Chinchot, Fernanda Guarro

Las industrias que dan servicios al sector salud enfrentan el reto de predecir cuándo habrá un brote epidémico, o en qué momento un desastre natural o incluso un recorte presupuestal obligará a incrementar o reducir la demanda, esto agrega complejidad cuando se habla de productos farmacéuticos que se manejan por esquemas muy precisos de producción que ponen a prueba las cadenas logísticas y de suministro.

Somos una industria que tiene una capacidad de reacción muy lenta, generalmente cuando la demanda de un producto excede nuestra previsión y requerimos surtir un 20% más a un país o región, tardamos mucho en poder surtir esa demanda, somos muy poco flexibles, también al contrario, si de pronto movemos cantidades de producto grandes previendo una gran demanda y no se cumple, el operador logístico tiene problemas para mover el inventario, comentó Fernanda Guarro, Jefa de Cadena de Suministros de Laboratorios Merck.

Durante el desayuno mensual del Council of Supply Chain Manager Professionals, Round Table México, Fernanda Guarro de Merck debatió ideas con Mónica Chinchot Gerente Regional de Planeación de Demanda de Hospira y Lidia Múgica Directora de Servicios Logísticos de Maypo.

Tener los inventarios detenidos genera costos de almacenaje refrigerado y reduce el tiempo disponible del producto antes de alcanzar su caducidad. Los distribuidores farmacéuticos han identificado estos gastos excedentes y en muchos casos pérdidas económicas por una gestión fragmentada entre los eslabones que forman la cadena de suministro.

Un distribuidor tiene y debe conocer cuál es la previsión que tiene el laboratorio por qué le está dando continuidad a una secuencia en la que el paso final es llegar al cliente, requerimos de esa información, saber si el laboratorio tiene problemas de producción, si tiene algún inconveniente para la liberación del producto, si es un retraso causado por los trámites de importación, y eso es información crítica porque hablamos de productos que tienen una fecha límite de aprovechamiento por lo cual es vital saber cómo vamos a enfrentar al mercado, señaló Lidia Múgica.

Adicionalmente, las cadenas de suministro que atienden a la industria farmacéutica deben flexibilizarse lo suficiente para dotar de un mismo producto a varios países, ya que en muchas ocasiones cada gobierno tiene diferentes requisitos para permitir el almacenamiento, transporte y venta de productos farmacéuticos.

Los requerimientos por ejemplo en la Unión Europea son distintos de los que tenemos en América Latina, e incluso dentro de la región países como Brasil tienen una exigencia de empaquetado distinto a la norma que sigue el resto del continente, tenemos variaciones importantes dependiendo al mercado al que va el producto, así sea el mismo y es un factor que las plantas de manufactura deben de considerar y sumado a la demanda, es un reto para consolidar una previsión de costos, agregó Mónica Chinchot.

Twitter: @OcCastilloC