Sector tecnológico, reto de la cadena de suministro

Atender la cadena de suministro del sector tecnológico demanda tener en cuenta parámetros como la estacionalidad de los productos, la rápida satisfacción de la demanda, estacionalidad, visibilidad en tiempo real, los lanzamientos de nuevos productos en un corto periodo de tiempo, especificaciones para las que la cadena de suministro tiene que ser lo suficientemente flexible para adaptarse a las necesidades de un mercado caracterizado por artículos con ciclos de vida cortos.

La visibilidad oportuna del inventario permite desplazar los productos antes de que queden descontados, marginados u obsoletos, apunta Marío Rodríguez de la Gala de DHL Supply Chain.

Con la introducción de cada nuevo artículo,el valor de los productos de la competencia directa cae drásticamente, mientras que el nuevo producto genera una mayor demanda a los más altos costos.

Para mitigar el impacto, la tendencia es adoptar un esquema de “near shoring”, es decir, trasladar la producción a los puntos cercanos al consumidor final, lo que implica la regionalización de las cadenas de suministro.

La adquisición de nuevos productos llega consigo el remplazo de los existentes, lo que convierte a la logística inversa en un actor más de la cadena de suministro.

Mundialmente se producen entre 20 y 50 millones de toneladas de desecho tecnológico cada año, lo que además de causar contaminación por sustancias químicas representa desafíos logísticos.

Twitter: @RevistaT21