Se celebra el 40 aniversario del código de barras

Hace 40 años, 10 paquetes de chicles fueron escaneados y comprados en un supermercado de Ohio utilizando un método que hoy se utiliza cinco mil millones de veces cada día, el Código Universal del Producto (UPC, por sus siglas en inglés) de código de barras.

Desde la invención del código 39, el código de barras más utilizado, el sistema no ha dejado de evolucionar, por ejemplo, con la introducción del código de barras Aztec 2D que se utiliza en boletos de avión y ferrocarril.

Para celebrar este hito, la compañía Honeywell, empresa de soluciones de procesos y desarrollo tecnológico, lanzó un nuevo micrositio “para reconocer el crecimiento y el éxito del código de barras escaneado en Retail y más allá”, informó la compañía mediante comunicado.

“Un escaparate de las distintas formas en que la empresa ha desempeñado un papel en la evolución de la tecnología del código de barras y escaneo”, apuntó el escrito.

Según el documento, Honeywell ha colaborado con clientes de todo el mundo, entre los que se incluyen AstraPool o Nature’s Best, para “ofrecer nuevas tecnologías de escaneo que ayudan a transformar los procesos fundamentales del negocio”.

"Hace cuarenta años, nunca hubiera imaginado el impacto que un código de barras tendría sobre los consumidores y empresas de todo el mundo",dijo Sprague Ackley, tecnólogo de Honeywell Scanning & Mobility, división de la compañía encargada de la tecnología del código de barras.

A pesar de la preponderancia actual del código de barras, éste tiene un claro competidor, es el RFID o la tecnología por radiofrecuencia, por sus siglas en inglés y el código EPC (Código Electrónico de Producto). A pesar de tener un costo más elevado, entre sus ventajas destaca el tiempo de entrega, mucho más rápido, pues permite escanear e inventariar la mercancía de manera más eficiente.