El peso de la mujer crece en la logística

El panorama en la logística ha cambiado paulatinamente y hoy, aunque aún hay trabajo por hacer, la mujer ha ido escalando su posición en el sector del transporte y la logística. Incluso, en los dos últimos años, a la hora de realizar contrataciones en puestos de un nivel medio y alto ha incrementado el número de candidatas.

“Cuando empecé como directora en CSX y empecé a crear equipo, el reto era que no había suficientes mujeres candidatas. En el último año y medio hemos notado más interés. En aquel entonces (1999) el 80% de la oferta laboral eran hombres, hoy el 55% son mujeres”, señaló la directora de la ferroviaria en México, Rocío Cid.

El Council of Supply Chain Management Professionals (CSCMP) capítulo México abordó en su reunión anual el papel de la mujer en el sector de la logística. El principal comentario por parte de las ejecutivas que partiparon en el encuentro fue que, pese a que aún no es tan fácil para una mujer escalar a ciertos puestos, si no hay más mujeres directivas es porque una parte importante se frenan para ello. Especialmente, una vez que se ha llegado a posiciones de cierto nivel.

Cuando comencé a trabajar en un centro de distribución no había mujeres. El primer reto fue convencer a quien tomaba las decisiones de que una mujer puede afrontar retos. La segunda barrera fue la combinación de ser madre con las largas jornadas en el cedis. Los límites principales los ponemos nosotras. A medida que vamos ganando terreno, a partir de que das resultados (es más fácil), mi pico más grande fue llegar a ser subgerente. Los siguientes niveles cuestan menos trabajo porque no dependen de los demás, sino de tu trabajo,

comentó la directora de Operaciones de Cedis de Walmart, Imelda López.

Para la gerente de logística de Grupo Modelo, Flor Vázquez, uno de las principales actitudes que tienen que descartar las mujeres en un sector tan masculinizado como el del transporte y la logística es intentar competir o hacer las cosas igual que los hombres. “Durante una parte de mi carrera intente desempeñarme como hombre. No hay que extraviarse demostrando a los hombres que somos iguales que ellos, porque sí hay diferencias”.

En mi organización, el resto de gerentes son hombres. Al principio, te ponen a prueba, pero yo no vengo a competir, sino a sumar mi trabajo para que la organización sea exitosa y los que trabajamos en ella,

apuntó por su parte la responsable de la cadena de suministro de Merck, Fernanda Guarro.

Eliminar el sentimiento de culpabilidad por sentir que se descuida a los hijos en caso de tenerlos, organización y no descuidar la vida personal aunque no se tenga familia son algunos de los consejos que ofrecieron las directivas.

Por su parte, el socio director de Atabay Consulting, especialista en recursos humanos, William Gaber, señaló que las leyes laborales señalan que hay igualdad, pero “en México somos malos para cumplir y vigilar las leyes que existen”. Destacó que es una mala práctica establecer requisitos de sexo y edad en las ofertas de empleo por lo que hay que denunciar cuando ocurran estos comportamientos que, por otra parte, afirmó, no se dan en puesto de alta dirección.

Por otra parte, para que las cosas cambien hay que levantar la voz y comunicar las necesidades que tienen las mujeres en el ámbito laboral, destacó Rocío Cid.