DHL Supply Chain se prepara ante tendencias de consumo en AL

Douglas Tacla, vicepresidente de operaciones de DHL Supply Chain para América Latina

Atender las nuevas tendencias de negocios y consumo en América Latina es un reto ante la falta de infraestructura en la región y pese a las dificultades que puede representar es cada vez más importante hacerlo de una forma rápida y con mayor agilidad en las cadenas logísticas, señala Douglas Tacla, vicepresidente de operaciones de DHL Supply Chain para América Latina.

En entrevista con T21, comenta que ante la competencia global, los productos deben alcanzar al consumidor de una forma más rápida, porque si este va a una tienda y no encuentra el producto que quiere, inmediatamente comprará a la competencia, por ello es obligada la agilidad de la cadena de suministro, la cual tiene que ser mejor que hace 20 años cuando no existía tanta oferta para los consumidores como ahora.

Cinco años atrás no se cuidaba tanto del transporte y la logística de centros de distribución porque no era prioridad hacer los servicios con agilidad, la prioridad eran los costos y tener los centros de distribución en una entrega más rápida cuesta más, hoy los costos son más grandes pero se entiende que la pérdida de la venta o de la oportunidad es más importante.

Hoy el principal reto es cómo hacer el balance entre la calidad y tener los productos disponibles para el consumidor en el mejor costo.

Douglas Tacla y su división atiende en conjunto con DHL Express Global forwarding la cadena de suministro y las operaciones “end to end”, es decir, desde la operación de materia prima del producto hasta el consumidor final, de poco más de 70 clientes en la región de todos los sectores de la economía, como el automotriz, consumo, retail, farmaceútico, materiales hospitalarios, tecnología y electrónicos, entre otros.

Expone que en el mercado hay dos tendencias, por una parte, cuando se habla de “business to business” (B to B) , los clientes quieren estar más cerca del consumidor final, y están invirtiendo mucho en tecnología y optimizaciones logísticas para hacer el diseño de la red y la ubicación de los centros de distribución.

El otro segmento con mayor crecimiento es el denominado del negocio al consumidor, “business to consumer” (B to C), por ello se preparan las redes de negocio de DHL para atender más al consumidor final, aquel que compra por internet, a los distribuidores finales, a las tiendas o a los mercados para los consumidores finales.

En América Latina, agrega, hay mucha similaridad entre los países en cuanto a las carencias de infraestructura, que obligan a la empresa a ser más productivos, a ofrecer buenos servicios con bajo costo.

Una de las preocupaciones de la compañía para reducir el impacto de la falta de infraestructura es trabajar con el transporte para una mejor utilización de los recursos para atender con la calidad y agilidad que demandan los clientes.