Tecnología, imprescindible para acelerar procesos logísticos

Aumenta el uso de tecnología para automatizar operaciones en almacenes. Foto:Cortesía Mecalux.

El uso de tecnología RFID (Identificación por radiofrecuencia), software y sistemas de gestión como SAP, Oracle y WMS, además de la automatización de procesos se convierten en tecnologías vitales para acelerar los procesos logísticos, los cuales día con día exigen una mayor velocidad para entregar los productos a tiempo en puntos de venta o líneas de producción, coincidieron expertos en el tema logístico.

Por ejemplo, se observa que el esquema Justo a Tiempo (Just in Time), aplicado en las líneas de producción de la industria automotriz, se está replicando en las líneas de producción de la industria de la tecnología, lo que elimina el almacenamiento y requiere de un mayor control de las piezas en línea a través de plataformas tecnológicas desarrolladas por un tercero o el mismo proveedor de servicios logísticos en vista de sus necesidades o de algún cliente específico, explicó Francia Paramo, a cargo del departamento de Marketing y Ventas de la empresa Damco en México.

Rubén Imán, director general de la empresa Onest Losgistics refiere que, además de personal calificado, el segundo factor más importante para atender las necesidades de los clientes son las herramientas tecnológicas, sobre todo para productos que tienen cierta caducidad para exhibirse en puntos de venta como la ropa y alimentos.

En el caso de Onest Logistics, un sistema para la gestión de almacenes WMS y un TMS para la administración del transporte son las principales herramientas que aplica en sus procesos para una mayor certeza y automatización en las operaciones.

El uso de tecnología RFID permite llevar un control más estricto de los inventarios, sin la necesidad de escanear caja por caja, o pieza por pieza, sino que esta tecnología permite llevar el registro de las piezas con un solo escaneo.

Para atender las necesidades de sectores como el retail, el uso de bandas transportadoras y RFID permiten hacer de manera más rápida la separación de productos por tienda, para entregar en menos de 24 horas la mercancía en tiendas después de haber llegado al centro de distribución, refirió Antonio Domínguez, director de Logística de Liverpool.