E-commerce, el nuevo reto de la industria de la moda y su logística

El desarrollo de servicios post-venta para satisfacer las necesidades de los clientes online, se convierte en uno de los principales retos logísticos para la industria de la moda que comienza a comercializar sus productos vía internet, refirió el director de Logística de Grupo Habers, Óscar Álvarez, durante la conferencia mensual del Council of Supply Chain Management Professionals (CSCMP) Round Table México.

El comercio electrónico dentro de la industria de la moda se contempla como un área de oportunidad para potenciar el negocio de las empresas, lo que requiere desarrollar nuevos canales y estrategias para satisfacer las necesidades de clientes cada vez más exigentes e informados de las nuevas tendencias de la moda.

En este sentido, es importante reforzar la cadena logística para entregar productos a domicilio y cobra mayor importancia el desarrollo de los servicios post-venta para retorno o cambio de la mercancía, con el fin de tener una relación con el cliente a largo plazo, pues resulta más sencillo que un cliente repita una compra, que estar en búsqueda de nuevos que sólo comprarán una vez.

La satisfacción y la confianza de los clientes se incrementarán en proporción de la calidad de los servicios logísticos.

Al respecto, Antonio Dominguez, director de Logística de la cadena de tiendas departamentales Liverpool,destacó que la implementación de tecnologías de la información es indispensable para tener un mayor control de las mercancías y su entrega a tiempo.

Refirió que los medios de comunicación tienen una gran influencia en los deseos de compra de los clientes, lo que exige un menor tiempo y mejor planeación de la cadena de suministro para los fabricantes de ropa, además de un soporte logístico de respuesta rápida para distribuir estos productos en puntos de venta y domicilios de los clientes.

Luis Diego Pacheco, director de Logística de Grupo Axo –comercializadora de productos de marcas como Coach, Tommy Hilfiger y Guess-, explicó que con el incremento de usuarios por internet y el rápido acceso a información de productos, los principales retos en la cadena logística radican en entender la complejidad para el desarrollo de canales de venta y distribución, pues para cada tipo de negocio ya sea tienda departamental y boutique existe una estrategia diferente para atender sus necesidades.

Refirió que para satisfacer las exigencias de los clientes en piso de venta se requiere de servicios de logística tercerizados y considerar a los operadores como socios estratégicos. Sin embargo, no se le deben delegar todas las responsabilidades, sino desarrollar planes en conjunto para localizar fuerzas y debilidades de la cadena logística en conjunto con el departamento comercial.