2do aniversario del T-MEC, empañado por nueva amenaza comercial

Es una nueva piedra en el zapato de las relaciones comerciales entre México y Estados Unidos que se da en el marco del segundo aniversario de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el renovado tratado comercial que une económicamente a la región norteamericana.

Las cadenas de suministro de múltiples industrias, principalmente la manufacturera, tienen una fuerte interconexión en esta zona. Compañías de todo el mundo instaladas a uno u otro lado de las fronteras de las tres naciones movilizan cientos de miles de toneladas de insumos o mercancías diariamente.

Los servicios aduanales, de transporte y almacenamiento, entre otros, tienen una importancia relevante en este sistema comercial. Una interrupción en sus actividades impacta ampliamente la operación transfronteriza.

Pero este aniversario del T-MEC se empaña tras las declaraciones del gobernador del estado de Texas, Greg Abbott, realizada el pasado miércoles en torno a las “medidas sin precedentes para abordar la catástrofe fronteriza de (Joe) Biden”, presidente de Estados Unidos.

Las medidas que implementará son: puntos de control de camiones adicionales, equipos de ataque para detectar y detener cruces ilegales y más kilómetros de alambre de púas en el Río Grande.

También lee: Abbot vuelve a decretar revisiones al autotransporte; no debería impactar comercio transfronterizo: transportistas

“Mientras Biden ignore esta crisis, Texas asegurará la frontera”, según se lee en un tuit de Abbott publicado el pasado 29 de junio. Las declaraciones del funcionario se presentan tras la muerte de 53 migrantes dentro de la caja de un camión abandonado a las afueras de San Antonio.

Esta sería la segunda ocasión en el año en que el gobierno del estado endurecería las detenciones e inspecciones a los camiones y cajas transfronterizas, como parte de su estrategia de seguridad y control migratorio.

“Lo que es un hecho, es que el programa como lo implementaron la ocasión pasada (mediados de abril) en la frontera no funcionó”, mencionó en entrevista Ernesto Gaytán Jr., presidente de Texas Trucking Association.

En aquella ocasión se presentaron largas filas de tractocamiones del lado mexicano en 4 puentes internacionales, uno de ellos -Reynosa-Pharr- bloqueado incluso por los mismos operadores de las unidades, fastidiados por los largos tiempos de espera.

También lee: Crisis en frontera México-Texas, al borde del colapso

Es una realidad el estrés operativo y las pérdidas económicas que este tipo de medidas representan para una parte importante del ecosistema de empresas que comercian en la región.

Para las empresas aglutinadas en Caintra, organismo empresarial que representa a los industriales de Nuevo León, el estado de Texas es su mejor aliado comercial, dentro de la relación México-estadounidense.

“Cualquier tema que impida la ágil conectividad con este país, atenta contra la competitividad de miles de pymes y grandes empresas conectadas directa o indirectamente a estas cadenas de valor internacionales”, de acuerdo con el posicionamiento emitido por Caintra.

El organismo hizo un llamado a la gestión proactiva de los gobiernos para que se encuentre una solución que evite dificultades o demora en los procesos de importación y exportación.

Juan Carlos Varela, gerente general de Palos Garza, recordó en entrevista con T21 los acuerdos que los gobernadores de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, firmaron con Greg Abbott en abril pasado, para llevar a cabo revisiones antes de que los vehículos crucen la frontera. “Este también fue el problema, que las revisiones no se llevaron a cabo por parte de la Guardia Nacional”, dijo.

Para esta empresa con amplia operación logística y transporte durante el conflicto de abril le tomaban entre 3 y 5 horas los procesos de cruce fronterizo, mientras que su productividad se vio afectada y sus ingresos fueron impactados entre 30 y 40 por ciento.

“Al momento ya se sabe que las inspecciones no serán en los puertos de entrada como sucedió en abril. Esto reconoce que este tipo de operaciones no se realiza dentro de la frontera, sino en los tránsitos nacionales. El reto que se tiene es que los check points nos pueden generar retraso, esperamos saber cuál podría ser el efecto real de esta situación”, planteó también en entrevista con T21 Adrián González, presidente de Global Alliance Solutions.

Leonardo Gómez, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), comentó a T21 que las empresas que cumplen con los requisitos para el cruce a territorio norteamericano “no se deben preocupar”.

Se refirió en este caso a las empresas que están certificadas bajo el programa de CTPAT (Customs Trade Partnership Against Terrorism), de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).

“Lo importante es que se reconozca la capacidad tecnológica que tiene CBP para realizar un buen trabajo de inspección, y que es diferente a la actividad que realiza el DPS (Departamento de Seguridad Pública de Texas). Muchas empresas que cruzan por Laredo cumplen con sus procesos y compromisos del CTPAT, por lo cual se debe reconocer ese esfuerzo y que está homologado con las exigencias del Gobierno federal [estadounidense], que dicho sea de paso está haciendo muy buen trabajo”, indicó Ernesto Gaytán, de la Texas Trucking Association.

Por la frontera entre México y Texas cruza un alto volumen de productos perecederos, los más vulnerables en este tipo de situaciones debido a posibles interrupciones en la cadena de frío.

Las autoridades aduaneras de ambos países han venido trabajando en años anteriores en la mejora en los tiempos de inspección al realizar el trabajo de manera conjunta y en un mismo espacio físico.

Sin embargo, la decisión del gobierno de Abbott, que considera competir para una reelección en los comicios de noviembre próximo, trasciende las acciones de ambos gobiernos federales.

“Estamos en pláticas con los COMCE estatales y autoridades aduaneras para ver cómo podemos coadyuvar para que el gobernador [Abbott] se sienta más tranquilo. [Esta situación] afectaría a Texas que es el segundo mercado dentro de los Estados Unidos de México”, indicó Fernando Ruiz Huarte, director general del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE).

En conferencia de prensa, el directivo evaluó de manera positiva los resultados que se han obtenido en los 2 años de operación del T-MEC, e incluso refirió que en este año se podría alcanzar una cifra récord de las exportaciones mexicanas, superando los 500 mil millones de dólares de valor, en donde Estados Unidos tiene más del 80% de participación y los puentes fronterizos son protagonistas en esta relación comercial.

Con información de Elizabeth Díaz, Evangelina del Toro y Didier Ramírez

Comenta y síguenos en Twitter: @Liznomas / @evandeltoro / @DidierRT / @EnriqueDuRio  / @GrupoT21

Banner julio 2022