Autorregulación del autotransporte a falta de verificaciones del cumplimiento de la normativa

El último Boletín directivo mensual emitido por la Dirección General de Autotransporte Federal (DGAF) señaló que en agosto de 2021 tanto la verificación de pesos y dimensiones como la de condiciones físico-mecánicas se incrementaron un 160.2%, en comparación con el mismo mes de 2020, para sumar en conjunto 13 mil 620 vehículos. Sin embargo, esta cifra está muy por debajo de las 130 mil 832 unidades que fueron verificadas en ambos rubros en el mismo periodo de 2019.

Ante esta realidad, José Refugio Muñoz López, vicepresidente ejecutivo de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), dijo en entrevista que los números son el reflejo de la situación que se vivió por la pandemia.

“Lo más importante es destacar que los que prestamos el servicio del autotransporte de carga somos los más interesados en que el servicio se preste en condiciones de seguridad, no solamente por los efectos que tiene de manera directa cualquier tipo de accidente y afectación a las vidas de los involucrados, sino también de eso depende la viabilidad de nuestros negocios”, expuso.

Compartió que la falta de la capacidad operativa de la autoridad para supervisar que se cumpla con las verificaciones de pesos y dimensiones y de condiciones físico-mecánicas de las unidades se puede sustituir con programas de autorregulación, aplicados a la corresponsabilidad.

A la fecha de la publicación del Boletín directivo mensual se tenían contabilizadas 317 unidades de verificación de emisiones contaminantes y 453 unidades de verificación de condiciones físico-mecánicas.

“El cumplimiento de las normas tanto ecológicas, como de seguridad no se deben dejar al juego de la oferta y la demanda, sino que debe aplicarse la corresponsabilidad tanto de quienes transportamos como de quienes son los dueños de la carga, las dos partes tenemos que estar interesadas en buscar, a través de la corresponsabilidad, que los pesos se cumplan, que las unidades estén en óptimas condiciones y que las normas se cumplan”, comentó.

Abundó que la autorregulación y corresponsabilidad son claves, de modo que cuando se viole la ley se aplique la sanción tanto a quien transporta como a los dueños de la carga. El vicepresidente ejecutivo de la Canacar expresó que deben existir procesos de certificación y validación, “el autorregular no significa que hagan lo que quieran (los transportistas), sino que debe ser supervisada por la autoridad, que los procesos se cumplan y desde origen, es decir, antes de que salgan a las carreteras se valide que los vehículos están en condiciones adecuadas”.

Leonardo Gómez Vargas, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), coincidió con Muñoz López. “Tenemos que trabajar en el tema de la autorregulación, hacernos responsables del peso del producto que se va a llevar, cuánto pesan las unidades y que no quebranten la norma, para nosotros el cumplimiento de la regulación es el objetivo número uno”, definió.

Cabe señalar que el Boletín directivo mensual emitido por la DGAF precisa que en agosto de 2021 se llevaron a cabo 10 mil 772 verificaciones de pesos y dimensiones, 206.7% más que el año 2020 cuando se acumularon 3 mil 572. A su vez las verificaciones de las condiciones físico-mecánicas sumaron 2 mil 848 el octavo mes del 2021, un 63.3% más que el año anterior.  

En el acumulado enero-agosto de 2021 se realizaron 63 mil 874 verificaciones de pesos y dimensiones y 15 mil 108 en materia de condiciones físico-mecánicas y con un promedio mensual de 9 mil 873 unidades.

Comenta y síguenos en Twitter: @Liznomas / @GrupoT21

Banner